El Príncipe de Asturias, para un español y dos estadunidenses

Destacan aportes a nuevas medicinas y reductores contaminantes.
El científico Mark E. Davis, uno de los galardonados.
El científico Mark E. Davis, uno de los galardonados. (EFE)

Madrid

Los químicos estadunidenses Mark E. Davis, Galen D. Stucky y el español Avelino Corma Canós fueron declarados ganadores del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2014.

El jurado reunido en Oviedo, capital del Principado de Asturias, al norte de España, reconoció la contribución de los tres científicos al desarrollo de los materiales microporosos y mesoporosos, así como de sus aplicaciones.

Destacó su trabajo para el “diseño y métodos de síntesis de estos materiales, al estudio de sus propiedades y al desarrollo de sus aplicaciones en campos muy diversos”.

Con ello resaltaron su aporte a la industria petroquímica, plásticos biodegradables y depuración de aguas, mejora de la calidad de los alimentos, nuevos medicamentos y materiales sanitarios revolucionarios, así como elementos optoelectrónicos.

Asimismo a los elementos reductores de las emisiones contaminantes y, en suma, a un amplio conjunto de actividades de la sociedad.

Los materiales microporosos se caracterizan por poseer una estructura con poro de diámetro inferior a dos nanómetros, entre los que se encuentran las zeolitas, aluminosilicatos naturales o artificiales de extraordinarias propiedades absorbentes y catalizadores industriales.

Los materiales mesoporosos tienen poros de hasta 50 nanómetros de diámetro y abarcan sustancias como diversos tipos de sílice, alúmina u óxidos de diferentes elementos mecánicos.

Avelino Corma Canós (Moncófar, Castellón, 1951) es reconocido como una autoridad internacional en el campo de la catálisis heterogénea, trabaja en la creación de nueva materia compuesta de nanoporos que se forman por autoensamblaje de moléculas orgánicas e inorgánicas.

Mark E. Davis (Ellwood City, Pensilvania, Estados Unidos, 1955) comenzó a trabajar en las décadas recientes en el campo de las zeolitas e inició numerosos programas de síntesis de materiales y creó nuevas clases de catalizadores y tamices moleculares.

Galen D. Stucky (McPherson, Kansas, 1936) figura en la vanguardia de la demostración de cómo los materiales porosos pueden ser selectivamente convertidos en las morfologías deseadas para aplicaciones ópticas, de catálisis y de separación.

En esta edición concurría un total de 39 candidaturas procedentes de Alemania, Argentina, Bélgica, China, Estados Unidos, Francia, Hungría, India, Italia, Japón, Jordania y México, entre otros.

Se trata del cuarto de los ocho Premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en su 34 edición.

Cada uno de los premios, concedidos por primera vez en 1981, está dotado con una escultura de Joan Miró y 65 mil dólares, un diploma y una insignia.