La literatura fantástica, a debate en la capital

Vicente Quirarte es el encargado de coordinar el primer encuentro en la materia, dedicado a Carlos Fuentes y José Emilio Pacheco.
Vicente Quirarte, escritor y poeta mexicano.
Vicente Quirarte, escritor y poeta mexicano. (Sara Escobar)

México

Cuando niño, el escritor mexicano Vicente Quirarte vivía con sus hermanos en el centro de la Ciudad de México, en una casa que era bastante fantasmagórica: "Un lugar hechizado, lleno de historias y leyendas en el que se decía que habitaba en la azotea un hombre sin cabeza", cuenta.

Había personas que tocaban por las noches la Tocata y fuga, de Johann Sebastian Bach; un señor cerca de su hogar contaba cuentos de fantasmas; junto con sus hermanos acudía a los cines a ver películas de horror, además de que la Casa de la Santa Inquisición estaba a tres cuadras, lo que les permitió crear una mitología y un fervor por la literatura de horror, explica en entrevista con MILENIO.

Por lo anterior no resulta extraño que sea Quirarte quien coordine el Primer Coloquio Internacional de Literatura Fantástica, en homenaje a Carlos Fuentes y José Emilio Pacheco, que se realizará del 24 al 26 de junio en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, en la UNAM.

En el encuentro, también organizado por la Universidad Iberoamericana, la Academia Mexicana de la Lengua, el Teatro Gótico y la Sociedad de Estudios de Horror y Fantasía Cadáver Exquisito, participarán especialistas de Argentina, Colombia, España y México.

Entre ellos se cuentan Jorge Fondebrider, del Club de Traductores Literarios de Buenos Aires; David Roas, de la Universidad de Barcelona; Ignacio Padilla, de la Universidad Iberoamericana; Rafael Olea, de El Colegio de México, y Eduardo Ruiz Saviñón.

El escritor afirmó estar contento porque las autoridades han decidido impulsar un género que parece menor: "Digo aparentemente porque durante mucho tiempo la literatura de terror, incluso la clásica, estuvo en anaqueles marginales. Drácula y Frankenstein tardaron mucho tiempo en entrar a la literatura clásica", menciona.

"Esto se debió a que la literatura de terror se consideró durante mucho tiempo un género amarillista, sensacionalista, e incluso gran parte de la academia todavía no toma como algo serio a la literatura fantástica o de terror", cuenta.

"El coloquio lo empezamos a pensar porque la Universidad del Claustro de Sor Juana tiene una cátedra llamada Bram Stoker, y la UNAM tiene la cátedra José Emilio Pacheco de Fomento a la Lectura. Decidimos unir esfuerzos con varias instancias para poder ubicar a figuras, tanto autores como teóricos y académicos en el tema", explica el autor de Morir todos los días, El libro y sus aliados, Del monstruo considerado como una de las bellas artes y Nombre sin aire, entre otros libros.

El encuentro está dedicado a Carlos Fuentes y a José Emilio Pacheco porque, además de haber sido grandes escritores, también cultivaron la literatura fantástica en textos que resultaron relevantes como los Días enmascarados, de Fuentes, así como Tenga para que se entretenga, de Pacheco, el cual cambió la forma en que Vicente Quirarte ve el Bosque de Chapultepec.

Además de Fuentes y Pacheco, en la actualidad también hay una generación de jóvenes mexicanos que se han acercado al tema, como Juan Alfonso Sandoval, Patricia Laurens, Liliana Camacho, Norma Lazo y Erika Murguía, entre otros, destaca el poeta.

El también autor de Desde otra luz, Some Poems, Calle nuestra, Teatro sobre el viento armado y El amor que destruye lo que inventa. Historias de la historia, comenta que se decidió traer especialistas y escritores en la materia porque la gente todavía suele recordar a Robert Louis Stevenson solamente como el autor de El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, pero a la mayor parte de los lectores se le olvida que escribió mucho más que eso. Y es hora de recordárselo.