Presupuesto para cultura sube 3.4 por ciento

Ese incremento, indicó el subsecretario de Conaculta, Fernando Galindo Favela, representa 600 millones adicionales para infraestructura y política cultural de este país que se ejercerá el próximo año.

Ciudad de México

El subsector cultura tuvo un incremento del 3.4 por ciento en el Presupuesto de Egresos de la Federación, por lo que en el 2014 ejercerá 18 mil 347 millones de pesos, informaron Fernando Galindo Favela, Subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda y Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

Ese incremento, indicó el subsecretario, representa 600 millones adicionales para infraestructura y política cultural de este país que se ejercerá el próximo año.

“Es importante mencionar que el presupuesto de cultura no está bajando para el ejercicio fiscal, tiene un incremento muy importante y con una vertiente adicional que se van a ejercer los recursos, en el primer semestre del ejercicio fiscal para que la cultura llegue a los todos los rincones de este país”.

Tras convocar de manera urgente a una conferencia de prensa para decir que no se registró un estancamiento en el presupuesto para el subsector.

Tovar y de Teresa indicó que ese presupuesto no es menor al asignado en el 2013, incluso hay un aumento en ellos.

“Los 18 mil 347 millones de pesos, no son directamente manejados por Conaculta, hay una parte, alrededor de 2 mil millones de pesos que están para el Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, el Instituto Mexicano de la Radio, el Canal 11 y el Instituto Nacional de Derechos de Autor que estos no están sectorizados con Conaculta. Pero lo que son las 12 instituciones que coordina el Consejo, como el INBA, el INAH, IMCINE, etcétera, más todas las áreas operativas, publicaciones y bibliotecas, que suman 19; de todas tenemos los recursos adecuados y suficientes para poder cumplir el programa que se fijó este gobierno”.

En el aire quedaron más dudas que aclaraciones, pues sólo dedicaron 22 minutos para hacer sus planteamientos y para escuchar, sin responder la mayoría de las preguntas formuladas.