Presentan la pastorela ¿Cómo te quedó el ojo, Lucifer?

Es la segunda puesta en escena del ciclo Festival Decembrino y abarrotó en Pachuca.
Continúa esta temporada de pastorelas con seis presentaciones más, todas con la participación de compañías teatrales del estado.
Continúa esta temporada de pastorelas con seis presentaciones más, todas con la participación de compañías teatrales del estado. (Héctor Mora)

Pachuca

Un demonio tan seductor como incompetente que busca alejar a una pareja de pastores del camino del bien es el anfitrión de “¿Cómo te quedo el ojo, Lucifer?”, segunda pastorela presentada en el ciclo Festival Decembrino, y que abarrotó el Teatro Guillermo Romo de Vivar en Pachuca.

En Bato y Menga se resumen todos los defectos de los humanos, dos pastores cuyas personalidades reflejan el egoísmo, la gula, la pereza y la codicia; y que son víctimas también de Ignorancia y Egoísmo, ayudantes de Lucifer de quienes se sirve para tentarlos e impedirles saber de un niño dios que está por nacer.

El grupo Prana Teatro presentó su propuesta a las pastorelas tradicionales, en esta comedia representada por cinco actores, el objetivo es mostrar los errores comunes de los humanos, lo fácil que son seducidos por la tentación, y lo baratos que son sus ambiciones.

Y el público recibe bien la propuesta, el humor usado por los actores es sencillo, insinuaciones de picardía y de clown hacen que tanto adultos como menores de edad identifiquen aspectos comunes de los humanos, y cada personaje mostrará incluso una faceta propia en la personalidad del espectador.

“Yo pienso que las pastores sirven también para unir familias, se dice mucho sobre cómo estas fechas nos unen, y estas obras de teatro siempre permite que todos acudan a un espectáculo que todos disfrutamos; yo por lo menos tengo esa tradición en la familia, desde chica nos llevaron a las pastorelas organizadas por la gente de la colonia, y quiero que esa costumbre la hereden ahora mis hijos a los suyos”, comentó Laura Peña, vecina del municipio de Zempoala que esperaba con su familia ingresar al teatro.

“Es eso lo relevante en las pastorelas, ahora estamos en un teatro, pero por tradición son en las iglesias donde se organizan estas obras, el mensaje es religiosos obviamente, pero creo que permite que más personas participen del arte, por sencillo que éste sea, desde siempre fueron punto de reunión de comunidades y familias”, opinó Gustavo Casas, uno de tantos que llenaron el Romo de Vivar, y que dice procurará asistir a las presentaciones.

En ¿Cómo te quedó el ojo, Lucifer? se cuenta la historia de un grupo de pastores en discordia, después de que Ignorancia y Egoísmo se infiltran entre ellos para sembrarles todo tipo de sentimientos negativos. El Arcángel Miguel, tras derrotar a Lucifer, se mostrará ante ellos para hacerlos recapacitar y compartirles la noticia del nacimiento del Mesías.

La compañía Prana Teatro utiliza diversos recursos escénicos, a través de un humor ligero y apto para todo el público, donde destacan valores como la honestidad, la lealtad y la tolerancia, y muestran su mirada hacia esta tradición teatral arraigada en el país.

Le continúa a esta temporada de pastorelas seis presentaciones más, todas con la participación de compañías teatrales del estado y en el mismo foro; entre las que destaca La caja misteriosa, a cargo de Okos Teatro, el próximo 17 de diciembre.

Música, danza y muñecos

La caja de juguetes se presentará el próximo jueves 12 de diciembre en el Auditorio Gota de Plata, en punto de las siete de la noche, un espectáculo donde participa la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Esta adaptación coreográfica parte de la naturaleza de los juguetes y de la universalidad de la obra de Debussy. Soldados, muñeca y elefantes siguen siendo parte de nuestro universo lúdico y nuestra realidad; el amor y la lucha por conseguirlo también son motor de nuestra vida, y qué mejor que acompañarlos con la música de quien es considerado un precursor de la música impresionista.

Este proyecto surge a través de la iniciativa de la asociación Martes de Ópera AC y vio la luz gracias al apoyo de la Coordinación Nacional de Música y Ópera, la Orquesta Sinfónica de Coyoacán, el Centro de Producción de Danza Contemporánea (Ceprodac) y el Centro Nacional de las Artes.