Presentan nuevo páncreas biónico para diabéticos

A la hora de que se detecta algún descontrol de glucosa, el artefacto manda la información por celular al paciente, al médico y a los familiares.

San Francisco

Un nuevo páncreas biónico fue dado a conocer por la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés), el cual se instala debajo de la piel y cuya función es disminuir la elevación en los niveles de la glucosa, además de reducir complicaciones como comas y decesos prematuros —en 2011 hubo 4.3 millones de muertes en el mundo—, debido a que el aparato suministra en tiempo real la insulina requerida a los pacientes con diabetes tipo 1.

La investigación, efectuada por el Instituto Nacional de Salud de la Universidad de Boston y el Hospital General de Massachusetts, demostró que este páncreas biónico, que es un sensor que se instala sin mayor complicación debajo de la piel, forma parte de las tecnologías médicas del futuro, con lo que se reducirán en más de 90 por ciento hospitalizaciones de emergencias, incapacidades, discapacidades, deterioro generalizado del organismo, así como muertes prematuras por descontrol.

La importancia de este páncreas biónico, cuyo sensor es removible y delgado, se inserta debajo de la piel y automáticamente, en tiempo real, monitorea los niveles de glucosa, provee insulina y evita las inyecciones. Funciona con dos bombas, una que realiza los análisis y procesa la información registrándola y enviándola  al celular, y la otra, que dota de insulina a los pacientes.

En la 74 Convención Internacional de ADA, Ed Damiano, investigador participante y profesor de biomedicina en la Universidad de Boston, precisó que los pacientes con tipo 1, incluidos niños y jóvenes, ya no tendrán que someterse al clásico estudio de pinchazo de dedo para que una tira de laboratorio indique sus niveles de glucosa después de cada comida, para luego ajustar las dosis de insulina que los mantengan estables.

La investigación dada a conocer en este congreso internacional, que congrega a más 18 mil  participantes, entre ellos 14 mil médicos e investigadores de 111 países, detalló que el páncreas biónico tiene también una aplicación para que a la hora de que se detecte algún descontrol de glucosa mande la información por celular —a médico, paciente y familiares— y actúe de inmediato al suministrar la insulina que se requiere.

Los resultados dados a conocer en ADA fueron publicados desde el pasado 15 de junio en New England Journal of Medicine, donde se reportó el seguimiento a 20 adultos y 32 jóvenes y niños de Europa, mientras realizan sus tareas cotidianas.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se calcula que la incidencia de la diabetes tipo 1 está teniendo en promedio un incremento anual de 3 por ciento y que anualmente 78 mil niños menores de 15 años desarrollan la enfermedad, que se caracteriza por la inhabilidad del páncreas para segregar insulina. En 2011 fallecieron por diabetes tipo 1 un total de 4.3 millones de personas jóvenes en el mundo.

Incremento de casos

La diabetes se ha convertido en un asunto de alerta internacional, debido a que cada tres segundos muere una persona a causa de esta enfermedad y actualmente hay 382 millones personas que la padecen, de los cuales 175 millones aún no lo saben, coincidieron expertos de la convención.

Los especialistas recordaron que para 2035 la cifra de diabéticos crecerá a 592 millones, casi el doble, por lo que en esta reunión de alto nivel se deben de intercambiar experiencias, dar a conocer las investigaciones de vanguardia, las recomendaciones de tratamiento y los avances hacia una cura e incluso implementar políticas de control hacia una de las mayores pandemias no transmisibles en el mundo que genera grandes costos.

Advirtieron que, de acuerdo a dos estudios presentados en este congreso, confirmaron que existe un incremento acelerado de niños que están desarrollando diabetes tipo 2, debido a la ingesta de bebidas azucaradas.

Se comparó el cerebro de un niño que ingiere este tipo de bebidas azucaradas con la de un adulto y se comprobó que en los menores hay una respuesta de incremento de niveles de glucosa considerados normales con respecto a un adulto en el corto tiempo, por lo que se deben de replantear muchas políticas de publicidad de este tipo de bebidas que están ocasionando menores enfermos.

La investigación mencionada está avalada por la Universidad de Yale, encargada de llevar a cabo en estudio sobre las diferencias de respuesta de los niveles de glucosa entre niños y adultos, informó Ania Jastreboff, profesora asistente de medicina pediátrica de dicha institución académica.

México forma parte de los países con niveles preocupantes, debido a que cuenta con por lo menos 10 millones de diabéticos, de los cuales 50 por ciento no lo sabe y mueren más de 65 mil personas cada año. 

Se destinan a gastos por tratamiento más de 42 mil millones de pesos en atender la diabetes y sus complicaciones, lo que corresponde a 1.3 por ciento del producto interno bruto y 13 por ciento del gasto público; y en 2017 esa cantidad se duplicará a 84 mil millones de pesos, conforme al Atlas Mundial de la Diabetes.

 En esta reunión médico y científica comenzaron a presentarse terapias innovadoras, como  insulina glargina, basal y lixisenatida, que buscan en conjunto elevar la calidad de vida del paciente con diabetes, además de nuevas líneas de investigación para buscar cada vez más y mejores alternativas para millones de personas 

En México, siete de cada 10 adultos presentan exceso de peso corporal y obesidad; uno de cada 10 mexicanos fallecen a causa de la diabetes y lo más preocupante es que las nuevas generaciones no están exentas de estas amenazas considerando que uno de cada tres niños padece sobrepeso u obesidad.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]