Presentan "Ciclos de Luz" en Museo El Rehilete

Buscan que el público conozca su naturaleza y aplicaciones tecnológicas.
Tanto para acceder al museo, el observatorio y el Dinoparque, los precios son accesibles para toda la población.
Tanto para acceder al museo, el observatorio y el Dinoparque, los precios son accesibles para toda la población. (Arturo González)

Pachuca

Desde el primero de abril y durante tres meses está abierto al público en el Museo El Rehilete el módulo “Ciclos de luz”, para que el público conozca su naturaleza y aplicaciones tecnológicas y cotidianas, informó Herminio Baltazar Cisneros, director general del museo.

Cada trimestre se elige temas relevantes y que son poco comprendidos. En esta ocasión se realizan ciclos de luz. Las visitas diarias han sido en promedio de 900 personas aunque el domingo pasado se registró una asistencia de alrededor de mil 500 visitantes, por lo que confía en que por lo menos se reciban a mil en promedio al día. 

“Estamos tan acostumbrados a la luz que no nos detenemos a pensar qué es la luz, de dónde viene, cuál es el contenido, cuál es la forma de la luz”, justamente en eso consiste el programa Ciclos de luz que ya está abierto para que la población y principalmente los niños y jóvenes lo visiten.

“Es muy probable que las cosas no tengan color, que el color no esté en las cosas sino que sea un efecto de la luz, por la manera en que las ondas electromagnéticas inciden en los objetos, hace que se modifiquen las ondas de luz y que impacten nuestros ojos, que el cerebro traduce en forma de color”. Este proceso, agregó, es importante para los débiles visuales o los daltónicos, y para otras tantas aplicaciones tecnológicas.

Planteó que es posible entender qué tan lejos o cerca se encuentra una estrella a partir del color que se forma al pasar su luz por un prisma. “Es luz que viene quizá de varios millones de años luz”. Por lo tanto el programa Ciclos de luz consiste en explicar al público de manera sencilla y coloquial qué es la luz y las aplicaciones que tiene, las cuales muchas veces pasan desapercibidas pero que forman parte de la vida cotidiana.

El rayo láser, por ejemplo, que tiene muchas aplicaciones, no es más que ondas electromagnéticas lineales, a diferencia de la luz en general que es radial. Este instrumento es una manera con la que se demostró que la humanidad sí llegó a la Luna, “porque allá dejaron un espejo y desde la Tierra se envió un rayo láser, viajó en línea recta, llegó al espejo y se regresó”.

Por otra parte, señaló que el Museo El Rehilete tiene el proyecto de instalar una unidad de difusión de la ciencia o unidades de creatividad en todas las universidades, en los centros asistenciales como La Casa de la Niña, La Casa del Niño, el Hospital del Niño, el Teletón o la Casa de la Tercera Edad. Baltazar Cisneros espera que como primera parte de este proyecto, por lo menos se instalen entre cinco y ocho unidades en todo el estado.

Adelantó que el museo firmará un convenio con el Centro de Rehabilitación Integral Hidalgo (CRIH) que consiste en que El Rehilete recibirá de manera gratuita a los niños y niñas del CRIH y este a su vez habrá de enseñar al personal y a los guías, cómo atender a estos pequeños, para adecuar módulos de ciencia a las necesidades de los infantes, según el tipo de discapacidad, como el autismo, discapacidades motrices o el cáncer.

Si bien ya hay un módulo instalado en el Hospital del Niño, se les habla de la salud y la enfermedad, y consideró que además de eso tienen que divertir y hacer reír a los niños para que se olviden de tensiones que implica para muchos visitar al doctor.

Equidad y género en el rehilete

Entre las actividades que se realizan en el Museo El Rehilete, recordó que se han impartido pláticas sobre equidad de género. Entre los aspectos a destacar en este tema, dijo que las guías tienen  entre 18 y 23 años, edades a las que las mujeres tienden a embarazarse y ahora el museo les otorga los derechos que por ley tienen las mujeres para estar tres meses fuera de actividades laborales para atender a su bebe, reconoció que antes esto no se hacía.  “Las guías no tenían derecho a cuidar a sus hijos durante tres meses, esas son las cosas que estamos haciendo”.

El Museo El Rehilete posee cinco salas interactivas para que los niños jueguen y aprendan aspectos de la ciencia, la naturaleza química y física de los cuerpos, tecnología y la computación. Cuenta además con un observatorio y un  planetario en el que cada tres meses aproximadamente, se proyectan videos sobre astronomía en la bóveda superior, con temas como los planetas, sobre lo que actualmente se exhibe la proyección Mundos de hielo, el Universo, Secretos del sol, Estrellas de los faraones y Microcosmos.

El Dinoparque también forma parte del los atractivos del museo.