Presenta dramaturgo Vieyra realidad potosina

La obra de teatro Érase una vez la historia de una herida, lo mismo habla de la homosexualidad que del aborto, del machismo y la violencia diaria, entre otros temas.
obra de teatro ‘Érase una vez la historia de una herida’, de Marco Vieyra.
Obra de teatro ‘Érase una vez la historia de una herida’, de Marco Vieyra. (Fanpage de la obra)

Durango

La homosexualidad, la traición entre personas, el aborto, el machismo, y la violencia diaria que se presenta en San Luis Potosí se reflejan en la puesta escena Érase una vez la historia de una herida, de Marco Vieyra, la cual se presenta esta tarde en el Teatro Ricardo Castro de Durango, durante la 34 Muestra Nacional de Teatro, que se realiza hasta 23 de noviembre.

El montaje tiene un eje temático: las heridas que le dejan a los seres humanos el aborto, el rechazo por una preferencia sexual, las mentiras, y las muertes producidas por la violencia cotidiana, surgió en el Centro de Investigación Escénica de San Luis Potosí, primer espacio de su tipo en la República, como parte de una serie de talleres que Marcio Vieyra dio a diferentes jóvenes del estado.

"Hice una convocatoria muy grande, llegaron 50 personas. La intención era hacer un taller para encontrar un lenguaje que rompiera la transversalidad del teatro tradicional, es decir, el teatro que se hace a partir de un texto", dijo Vieyra en entrevista.

El dramaturgo comenta que lo que le interesaba es que los talleristas conocieran el diagrama de Vivitelas de Argentina y a partir de esto empezaran a construir sus propios lenguajes. El diagrama es una biografía de sucesos y acontecimientos emocionales y sociales en el entorno de la gente. El taller duró tres meses y el resultado que se generó fue un discurso muy local de San Luis Potosí.

El director de obras como Oscuro —la cual se inauguró la muestra Nacional de Teatro el año pasado en San Luos Potosí— comentó que trabaja tres líneas de acción: contundente, poderoso y radical, que no es otra cosa, que poder traducir acciones que generan estados emotivos en los espectadores.

"A mí me interesa que además de entender la línea gramática, argumental y aristotélica, también se comprendan los hechos que trasladan a la gente al territorio de lo emotivo", mencionó.

Una vez que concluyó este taller Vieyra seleccionó cinco de las cincuenta historias presentadas, las cuales reflejan un universo potosino donde se enquistan las relaciones humanas de ese estado y algunas de sus mayores problemáticas, como el aborto, el cual está penado y actualmente mantiene presas a varias mujeres de esa entidad, explicó.

"También hablamos de la homosexualidad. En San Luis si la gente ve a dos hombres agarrados de la mano los pueden matar. Hay una precariedad de la información al respecto", explicó Vieyra.

Las historias se plantearon desde las heridas personales de los actores participantes: Daniela Salvierna, Nydia Verastegui, Rafael Becerra, José Gaytán y Ricardo Moreno, argumentó el director de teatro.

Escénicamente, Vieyra presentó este montaje de manera hibrida. Si bien los temas abordados son distintos, sí están relacionados de dos formas: las heridas que les causan a las personas estos temas y la manera de presentarlos en tiempo presente.