Dos Premios Nobel festejan a Paz con poesía

La poesía de Wole Soyinka, Dereck Walcott, Valerio Magrelli, Lasse Söderberg y Eduardo Lizalde, se conjugó con los versos del propio Octavio Paz.
Octavio Paz
Octavio Paz (Conaculta)

Ciudad de México

La Sala Principal del Palacio de Bellas Artes se llenó de poesía a través del recital Poetas del mundo y Octavio Paz, donde dos premios Nobel de Literatura, Dereck Walcott y Wole Soyinka, compartieron escenario para rendirle homenaje no sólo a la palabra del mexicano, sino también al género, muchas veces desdeñado por las grandes editoriales.

Para ello, como parte de las actividades conmemorativas por el centenario de su nacimiento –mañana, 31 de marzo-, se quiso tener un programa que convirtiera en protagonista a la poesía, al final el centro y el motor de la obra literaria de Paz.

Luego de un minuto de silencio en memoria de Helena Paz Garro, fallecida la mañana de ayer en la ciudad de Cuernavaca, la poesía de Wole Soyinka, Dereck Walcott, Valerio Magrelli, Lasse Söderberg, Charles Simic, Ida Vitale, Homero Aridjis y Eduardo Lizalde, se conjugó con los versos del propio Octavio Paz, porque la idea de la fiesta fue que cada uno de los invitados leyera su propia obra y la de Paz, explicando antes las razones de su elección.

Un verdadero espectáculo, “Poetas del mundo y Octavio Paz”, para el cual el escenario de Bellas Artes se armó con una escenografía que apostaba por dotar de cierto aire de intimidad al recital poético: los sonidos y las imágenes de la palabra de un nigeriano abrieron el programa, mientras el mar en la palabra de Walcott.