Premian altruismo de Carlos Slim en España

Su participación dio una relevancia internacional al acto que coordina Antonio Banderas.
El empresario mexicano.
El empresario mexicano. (Jon Nazca/Reuters)

Madrid

El empresario mexicano Carlos Slim recibió ayer de manos de Antonio Banderas el Premio Humanitario Starlite 2014, durante la gala que se organizó por tercer año consecutivo en Marbella, España.

El anfitrión del evento, en donde se reconoció al propietario de la empresa América Móvil fue precisamente el actor español, quien se ha encargado de ser el coordinador desde sus inicios.

Slim desarrolla una labor solidaria a través de varias de sus fundaciones y de varias ONG con las que participa activamente; sin embargo, no suele ser un personaje habitual en este tipo de reuniones lúdicas y tampoco frecuenta la Costa del Sol en su vertiente más social.

Le gusta España y es amigo personal del ex presidente Felipe González, con el que suele almorzar o cenar cuando viaja a Madrid o coinciden en México.

El empresario mexicano se involucró de tal manera en la gala Starlite que participó también en algunas de las publicidades que se emitieron en la televisión.

Los fondos que se recaudan por la gala y de todo el festival cultural, que se realiza del 23 de julio al 23 de agosto, se destinarán a fundaciones y organizaciones sociales, como el Banco de Alimentos, Cáritas, o a becas en la Universidad de Málaga.

A principios de mes, Slim estuvo en Avión, localidad cercana a Orense, en casa de su compadre Olegario Vázquez Raña. Una cita anual que coincide con la fiesta de cumpleaños de María Ángeles Aldir, esposa del amigo. La vida social de Slim es mínima y de ahí que su presencia en Marbella sea importante para dar una relevancia internacional al acto del que es anfitrión Banderas.

El pasado sábado, desde el mediodía, la jornada se convirtió en un ir y venir de personalidades de ambos lados del Atlántico. Mientras, fuerzas de seguridad vigilaban el exterior de la propiedad del empresario.

De la exclusiva lista de invitados sobresalía el presidente del grupo El Corte Inglés, Isidoro Álvarez; Miguel Rincón, uno de los mayores productores de papel de México; el propietario de Abanca, Juan Carlos Escotet, y hasta se vio por allí al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, entre otros.