Prehistoria ‘invadirá’ el museo del Obispado

La muestra "Extinción. El universo de la paleontología en el noreste", integrada por 256 piezas, abrirá sus puertas al público a partir del 30 de abril y  estará hasta el 6 de agosto.
Los restos del "Mammuthus Columbi" son la parte central de la exposición que ya se prepara.
Los restos del "Mammuthus Columbi" son la parte central de la exposición que ya se prepara. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Nuevo León y México tienen historia desde que el mar los inundaba y esto será visible en las próximas semanas, en una exposición del Museo Regional El Obispado.

Ahí se ofrecerá un recorrido prehistórico, donde se exhiben fósiles marinos, restos de dinosaurios y evidencia de los primeros pobladores del país.

Se trata de la muestra Extinción. El universo de la paleontología en el noreste, compuesta por 256 fósiles, la cual abre sus puertas al público el próximo 30 de abril.

Como pieza central destaca el armado de un mamut completo, el cual se encontró en 1995 en el Estado de México. Se trata de los restos de un Mammuthus Columbi, compuesto con 132 huesos fósiles en perfecto estado de conservación.

La muestra se complementa con fósiles marinos provenientes de Nuevo León, así como restos de dinosaurios “Pico de pato”, provenientes de Coahuila.

Gina Ulloa, directora del Museo Regional El Obispado, refirió que la exposición busca demostrar al público la gran riqueza paleontológica con la que cuenta Nuevo León y la región.

El proyecto nació en el 2013, con una muestra realizada en el Museo Regional de Querétaro. Después viajó a Acapulco y desde hace unas semanas se ha estado armando la muestra de Monterrey.

“La exposición es diferente porque la gran mayoría de las piezas son originales”, opina Ulloa.

LOS COMPONENTES

Si bien la pieza central es el mamut, el resto de la muestra se complementa con 256 fósiles.

En esta muestra han participado 16 instituciones públicas y privadas, entre las que destacan la Dirección de Antropología Física del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Museo de Geología de la UNAM, el Museo de Historia de Atlahuaco (Coahuila) y la colección de Mauricio Fernández, entre otras.

El público podrá apreciar ammonites gigantes, huesos de dinosaurio “pico de pato”, caparazones de tortuga, dientes de tiburón, así como helechos, semillas y frutas.

También se exhibirán el cráneo de lobo, de oso, los restos de un jabalí, de un caballo y camello; además de un fragmento de gliptodonte, de hiena y de un tigre dientes de sable.

“No sólo es la cantidad sino la calidad de las piezas que se integraron a la exposición. Vallecillo es una de las zonas paleontológicas del mundo en lo que respecta a fósiles marinos y hay que darla a conocer”, se apuntó.

GENERAR CONCIENCIA

A la par de la exposición se realizarán pláticas y mesas redondas para dar a conocer la riqueza paleontológica del noreste del país.

La muestra busca generar consciencia sobre el pasado de estos animales y de cómo sufrieron la extinción, en este caso por condiciones naturales.

Esta exposición está dividida en cinco temas: Formación de los Continentes, Cuando los mares cubrían las montañas, La era de los dinosaurios, Los grandes mamíferos y Primeros pobladores de Nuevo León.

Extinción. El universo de la paleontología en el noreste abrirá sus puertas al público el 30 de abril  y estará en exhibición hasta el 6 de agosto.

:CLAVES

CONSERVACIÓN

La exhibición nació en 2013, con una muestra similar realizada en el Museo Regional de Querétaro, posteriormente viajó a Acapulco y desde hace unas semanas se ha estado armando en El Obispado.

Nuevo León y el municipio de Vallecillo en particular son regiones ampliamente reconocidas por la gran cantidad de fósiles marinos que se han encontrado, pero hay que darlas a conocer, dijeron los expertos.

En la muestra participan 16 instituciones, tanto públicas como privadas, entre ellas la Dirección de Antropología Física del Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Museo de Geología de la UNAM.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]