Policías y bibliotecarios, nuevos escritores hidalguenses

Erick Josué Arenas Hernández es el nombre de esta revelación literaria, licenciado en Administración Policial, egresado del Instituto Técnico de Formación Policial del Distrito Federal.

Pachuca de Soto

Un policía de origen hidalguense, adscrito al Agrupamiento de Granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF), obtuvo el primer lugar en el Concurso Nacional de Cuento Campirano organizado por la Universidad Autónoma de Chapingo (UACH).

Erick Josué Arenas Hernández es el nombre de esta revelación literaria, licenciado en Administración Policial, egresado del Instituto Técnico de Formación Policial del Distrito Federal.

Según refiere la agencia Notimex, el galardonado señaló que el premio lo obtuvo entre 147 participantes con su obra titulada “Los primeros perros”, la cual versa sobre la región Huasteca a la que llega un maestro, de quien se enamora una mujer.

“El tío de la chica hace lo imposible para que se unan y todas las acciones que realiza las justifica por el gran amor que le tiene a su sobrina”, detalló el primer oficial, quien cursa el quinto semestre de la carrera de maestro de secundaria, especialidad en telesecundaria.

Arenas Hernández expresó que realiza labores administrativas, situación que le permite seguir escribiendo; además de que cuenta con el apoyo de la SSPDF para prepararse profesionalmente.

“Para mis obras me he inspirado en las creaciones literarias de Juan Rulfo y Juan José Arreola, así como de Julio Cortázar, de quien me gustan sus poemas, género que también ejerzo”, explicó el también licenciado en administración policial.

El galardonado, originario de la Huasteca hidalguense, casado y padre de dos adolescentes, dijo que se siente orgulloso de ser policía, “ya que es un trabajo que tiene como finalidad servir a la ciudadanía”.

[b]

Poemas y lectores[/b]

La Sala de Lectura Juan Rulfo en Tulancingo presentará los popemarios Despojándome de la piel, de Arlette Álvarez Arriaga; y Sol sin maquillaje, de Soledad Soto Yáñez, participante del este centro fundado hace ocho años.

De entre las actividades de la sala de lectura está el taller de creación literaria que coordina Laura Leticia Lara Méndez, y el próximo 24 de octubre presentarán estos productos en el Jardín del Arte de Pachuca.

Arlette Álvarez, que se integró hace más de cinco años sala de lectura, participa constantemente en sus talleres y círculos literarios, y su obra invita a reflexionar sobre sus temores y alegrías.

En tanto que Soledad Soto actualmente labora como jefa de servicios bibliotecarios en el CBTIS No. 179, donde ha coordinado talleres de declamación desde 1995 y ha colaborado en varias ediciones del Festival Equinoccio, que se realiza en Tulancingo.