Poesía, una nueva voz que suena en Monterrey

Pese a no ser la encargada tradicional para contar la historia de una localidad, como lo es la narrativa, los poetas se han dado a la tarea de describir una visión panorámica de la ciudad.
Hay algunos autores que ya están consagrados con el público, pero otros trabajan en la difusión.
Hay algunos autores que ya están consagrados con el público, pero otros trabajan en la difusión. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

Desde hace unos años, la voz poética se escucha y tiene fuerza en la ciudad.

Ante la presencia de la narrativa y el cuento que ha posicionado a la literatura de Nuevo León en el país, la poesía también está presente susurrando con tono norteño.

Existe una serie de autores cuya obra ya está consagrada, pero al mismo tiempo se hace presente una generación menor a los 40 años generando lecturas, eventos performáticos, difundiendo por redes sociales y, lo importante, publicando.

MILENIO Monterrey platicó con los autores Ingrid Bringas, Gabriela Cantú Westendrap, Rodrigo Guajardo y Guillermo Jaramillo, quienes ofrecen un panorama sobre lo que está sucediendo en la ciudad con la poesía.

SU IMPORTANCIA

Por muchos años cuando se hablaba de poesía en Monterrey la figura de Alfonso Reyes aparecía como principal referencia. A mitad del siglo XX se fueron apuntando nombres como el de Pedro Garfias, Andrés Huerta, Miguel Covarrubias, entre muchos otros.

Hoy se cuentan con obra, y nombres, de relevancia no sólo nacional sino internacional. Además, la voz de la mujer se hace presente con mayor fuerza dentro de la literatura.

“No creo que sólo sea la poesía, la literatura en general está despuntando.

“Hay mucha gente escribiendo, desde jóvenes que comienzan en internet hasta jubilados que ingresan a talleres”, apuntó la poeta Gabriela Cantú Westendrap (Monterrey, 1972), Premio Nacional de Poesía “Ramón López Velarde” en 2012.

Aunque se le ha asignado a la narrativa (novela, cuento, periodismo) la tarea de describir una panorámica del Monterrey actual, la poesía también genera esta visión aunque desde una posición distinta.

 “En el Monterrey de hoy, la poesía sigue contando o fotografiando los salvajes días que hemos de vivir”, comenta Guillermo Jaramillo (Monterrey, 1984), autor de Algo suena a una mujer que se va de casa.

PLURALIDAD

A diferencia de otros géneros, en la poesía lo que hoy puede encontrarse es una pluralidad de voces.

No es sólo un tono o un discurso, comenta la poeta Ingrid Bringas (Monterrey, 1985), sino que existen una diversidad de propuestas, manifiestos y corrientes literarias.

“En la poesía que se está creando en la ciudad, y fuera de ella, nuestro objetivo es la creatividad y a su vez la cercanía del lenguaje poético con el lector fuera de lo abstracto, complejo, cerrado que esta pudiera llegar a parecer”, comentó la también editora de la revista independiente Cosmonauta.

A este ambiente de pluralidad se suma el papel de autores autogestivos, quienes generan sus propios eventos, difunden su obra a través de plataformas digitales y generan lazos de apoyo.

Rodrigo Guajardo (Cadereyta, 1983) refiere que existen autores que han ganado un lugar por su trabajo y constancia de publicación.

“A final de cuentas el público es el que decide, pero mientras hay autores que sí se toman muy en serio el trabajo formativo y de creación, se corre el riesgo es que queden por debajo de todos aquellos que se celebran a través de redes sociales y donde su talento es más de publirrelacionistas”.

:CLAVES

EL RETO

La poeta Ingrid Bringas aseguró que uno de los objetivos que tiene la poesía es la creatividad y también la cercanía de lenguaje poético con el lector, a pesar de lo abstracto que esto pueda parecer.

A final de cuentas es el público el que decide si prefiere el trabajo de creadores autogestivos o de quienes toman otras perspectivas con el momento de formación y creación de las obras que presentan.

La poesía sigue contando los “días salvajes” que se han tenido que vivir en la localidad, dijo Guillermo Jaramillo, autor de Algo suena a una mujer que se va de casa.