"Poder asesino": novela en realidad aumentada

Su autor, Luis Kelly, explica que tiene interactividad para participar de las animaciones, de los dibujos, de las notas periodísticas, de la música y la poesía.
Propuesta inédita en el mercado editorial mexicano.
Propuesta inédita en el mercado editorial mexicano. (Cortesía Trilce)

México

Documentalista de profesión, Luis Kelly vive inmerso en la realidad cotidiana precisamente para buscar temas que llevar a sus películas; en ese proceso empezó a escribir una historia de ficción dramatizada sobre la violencia que se ha vivido en México en los últimos años.

Una novela que después se hizo gráfica y terminó como libro interactivo, nueva propuesta en el mercado editorial mexicano, que conjuga distintas manifestaciones alrededor de la trama y que aparece bajo el título de Poder asesino (Trilce Ediciones, 2016).

“Cuando tienes tu acto de leer, al mismo tiempo tienes interactividad y participas de las animaciones, de los dibujos, de las notas periodísticas, de la música y la poesía. La novela ofrece finalmente otro nivel de lectura y el placer de usar las herramientas tecnológicas en muchos escenarios a la vez”, explica Kelly a MILENIO.

Con la aplicación Layar, que se puede descargar de forma gratuita, se establece la interconexión, que debe ser siempre frente al libro.

“Pienso que lo más importante es la historia, porque es la historia contemporánea de México. Estamos dirigidos a todo el público, pero los jóvenes son los que van a encontrar en este libro música, acción, balazos, narrativa y la historia contemporánea de su país. La novela es fuerte: tiene sexo explícito, acción violenta y, en momentos, es cruel, dramática. Soy lector de novelas gráficas, soy cineasta, hago documentales, televisión, comerciales, y sentí que podía hacer una”.

Así la novela tiene varias líneas de lectura: la del dibujo, la de la novela gráfica, la de la imagen en movimiento, la de la música y la de los efectos sonoros, lo cual hace de Poder asesino una novela gráfica muy novedosa, con el aprovechamiento de elementos tecnológicos, lo que le da un plus muy importante al lector, “aunque también es solidario con el libro como pieza, porque sin él no te vas a encontrar con la tecnología”. 

Un hecho real

Cineasta por sobre todas las cosas, Kelly empezó a producir material adicional a la novela como tal: de las notas se fue a las fotografías, de ahí al video y al dibujo levantado a lápiz, pero con ciertos colores realizados de forma digital.

En ese proceso, asegura, el trabajo colaborativo fue fundamental, porque el ilustrador elegido, Estudios Fantasía, debía poner su creatividad y aceptar la posibilidad de que yo invadiera su trabajo, porque es muy cinematográfico: “Yo decidía mucho las tomas, la sintaxis visual”.

“En la secuencia de la araña que se come una cucaracha, por ejemplo, les tenía que explicar por qué si él podía hacer un dibujo debíamos hacer cuatro: debían tener secuencia. Cada cuadro de la historia era un fotograma. Y ya con todos los fotogramas me fui a trabajar con diseñadores, luego vino el trabajo de escanear y armar la estructura de la novela gráfica”.

Así se empezaron a desarrollar las animaciones digitales, que terminaron en una especie de mediometraje: son 20 clips de casi un minuto, los que conforman Poder asesino, con la intención de que el lector notara que esa creatividad que se acaba de leer  en realidad sucedió, y allí están los periódicos como prueba: “Esto, que parece una historia de ficción, realmente es superada por la realidad. Te recuerdo que es un hecho real”, concluye Kelly.

Estética del “Libro vaquero”

La historia de un país de ficción muy parecida al nuestro, la de un presidente que no existe pero que vive una serie de experiencias relacionadas con la realidad de México: secuestro, narcotráfico, desapariciones… “Todas esas historias de poder que vemos, los ajustes que vemos en los gabinetes y en los partidos. Toda esta ambición por el poder”.

“En todo el proceso empiezo a ver un motivo recurrente en mi camino: el Libro Vaquero, porque me empiezo a encontrar la revista en muchos lugares y hasta fuera de México. Escribo la historia, me pongo a leer mucho esa revista y busco a un dibujante como Estudio Fantasía, por ser el portador del tipo de dibujo que más me gustaba”.

Ya con el proyecto en la mente, cuenta Luis Kelly, decidió que el diseño visual de la historia fuera con la estética del Libro Vaquero: una estética de la gráfica popular mexicana, cuyo éxito se refleja en que llegó a tener tirajes de hasta un millón y medio de ejemplares.

 

“Poder asesino” será presentado el 21 de abril, a las 19:00, en la librería Rosario Castellanos del FCE, Tamaulipas 202, col. Condesa). Los comentarios estarán a cargo de Juan Carlos Reyna, Rodrigo Márquez Tizano y Déborah Holtz.