Planetarios, recintos culturales menos apoyados

Eduardo Hernández, director del Planetarium Torreón dijo que ante este panorama se deben realizar trabajos a terceros y participar en concursos nacionales que permitan la atracción de recursos.
Los planetarios en México son considerados los recintos culturales menos apoyados a nivel nacional.
Los planetarios en México son considerados los recintos culturales menos apoyados a nivel nacional. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Instalados apenas a inicios del siglo pasado, los planetarios en México son considerados los recintos culturales menos apoyados a escala nacional, refirió Eduardo Hernández Carrillo, director del Planetarium Torreón.

Ante este panorama dijo que se debe trabajar en la realización de trabajos a terceros y participar en concursos nacionales que permitan la atracción de recursos, sean estos económicos o en especie.

“Desafortunadamente son de las instituciones que requieren más recursos pero a las que menos se les da en todo el país y te lo digo porque ahorita soy presidente de la Asociación Mexicana de Planetarios”.


Tras poder compartir la película Tochtli a todos los planetarios de la República Mexicana, Hernández Carrillo dijo que la mayoría en el país tienen problemas económicos.

Detalló que en el país han cerrado recintos culturales y que recientemente estuvo en Guadalajara, la ciudad perdió su planetario que, paradójicamente fue considerado el mejor recinto durante muchos años.

Hernández Carrillo, buscó entre sus archivos fotográficos del teléfono celular para mostrar la instalación desmantelada y rodeada de maleza.

“Ya creció la hierba e incluso árboles dentro del planetario, tenía o tiene, mejor dicho, un domo de 27 metros y nosotros aquí en Torreón tenemos uno de doce. En la década de los ochenta nacieron muchos planetarios, era la época de los grandes proyectos”.

Detalló que así nacieron los planetarios en Puebla, el ALFA, el Centro Cultural Tijuana, uno más en Tabasco.

“Hubo un grupo de personas que pugnó por hacer los planetarios y en el 2009 empezamos a trabajar con proyectos buenos, bonitos y baratos”, acotó.