Pide Congreso Iberoamericano fortalecer la cultura comunitaria

Los planteamientos pasarán, luego, la cumbre de gobernantes iberoamericanos, programada para diciembre, también en México, indicó el jerarca gubernamental.

San José

El VI Congreso Iberoamericano de Cultura clausuró hoy la cita con una serie de peticiones que permitan el fortalecimiento de las Culturas Vivas Comunitarias, dijo esta noche aquí el ministro de Cultura de Costa Rica, Manuel Obregón.

Se trata de recomendaciones enmarcadas en las deliberaciones regionales llevadas a cabo a nivel lo mismo oficial que de sociedad civil, durante las dos jornadas del encuentro cerrado este domingo aquí explicó Obregón, en diálogo con Notimex, luego de la ceremonia de clausura.

Los planteamientos pasarán, luego, la cumbre de gobernantes iberoamericanos, programada para diciembre, también en México, indicó el jerarca gubernamental.

“Las recomendaciones, más que todo, van en la vía de los temas de la agenda –la facilitación del tránsito de bienes y servicios culturales, la agenda de cultura y economía, así como cultura viva comunitaria”, indicó.

En esos temas, “se confirmaron las comisiones que integran algunos de los países, para darles seguimiento”, agregó.

En “el caso de Costa Rica, estamos en esta de cultura y economía, México preside la del tránsito de los bienes culturales, y Brasil la de cultura viva comunitaria”, informó.

Como resultado del congreso, no obstante el hecho de que no se generó una esperada declaración de cierre, “sí, hay un acuerdo muy grande de cómo poder seguir trabajando, a partir de ahora”, agregó.

En ese sentido, dijo que “la cultura natural iberoamericana se está juntando con la cultura institucional, para generar una alianza que, de por sí, se tiene que dar, de cualquier manera”.

El ministro indicó que se trata de “entender hacia dónde queremos dirigir los esfuerzos y los apoyos económicos de los países”.

Las recomendaciones surgidas de dos jornadas de deliberaciones cubren, por una parte, el tema de la cultura y la economía, en el sentido de consolidar un mecanismo de medición del aporte cultural a la economía de los países, indicó.

Se trata de aplicar regionalmente “una medición real de cuánto la cultura le está aportando a cada país”, mecanismo que se denomina Cuenta Satélite.

La medición, a la que aportan bancos centrales, ministerios de Hacienda, otras entidades estatales, apunta a “tener datos verídicos de cuánto le genera, puramente en términos económicos, la cultura, al país”, explicó.

En el caso de Costa Rica, “nosotros hicimos la primera medición y es el 1.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que le estamos aportando”, informó.

“Hasta ahora solo hemos medido lo relacionado al sector editorial, audiovisual y publicidad”, aclaró.

“Entonces estamos generando, desde cultura, más que el café y el banano, juntos, que era la base de nuestra economía”, siguió planteando respecto al caso costarricense.

En cuanto al libre tránsito, se trata de facilitar aspectos tales como visas para artistas y permisos para el transporte de libros, instrumentos musicales, diversos materiales para actividades culturales, indicó.

En materia de culturas vivas comunitarias, el objetivo consiste en vincular a la cultura, en sus diversas manifestaciones, con la parte cultural institucional señaló.

Más de cuatrocientos delegados de diversas organizaciones culturales, y delegaciones oficiales de doce países, participaron en el congreso cuyo tema central fue “Culturas Vivas Comunitarias”.

El encuentro fue organizado por los ministerios de Cultura costarricense y español, con apoyo de la Secretaría General Iberoamericana (Segib).

La XXIII Cumbre Iberoamericana, programada para los días 8 y 9 de diciembre en Veracruz, será antecedida por el preparatorio encuentro de ministros del bloque, previsto para el 29 de agosto, en la capital de México.