Nueva York recibe el arte de la mexicana Pía Camil

La exposición Paneles, pieles y estanterías se inspira en las estructuras comerciales y genera una reflexión sobre la cultura del consumo y la identidad femenina.

México

La artista Pía Camil exhibe en la galería Blum & Poe de Nueva York una selección de tres series de piezas que, mediante apropiaciones de la estética comercial, constituyen una reflexión sobre la cultura del consumo y la identidad femenina.

Titulada Slats, skins and shop fittings (Paneles, pieles y estanterías), una parte de la exhibición se inspira en las estructuras comerciales que se encuentran en las tiendas de productos de bajo precio, lo que genera piezas que evocan al minimalismo estadunidense.

“Una lectura de la obra puede ser la manera en que el cuerpo o la piel puede ser entendida como una pared que divide lo público de lo privado, y en mi trabajo abordo esos aspectos, cómo navegar entre esos dos ámbitos”, expresó Camil (Ciudad de México, 1980).

La sección hace eco de la instalación montada por Camil en el atrio del New Museum de Nueva York, titulada Por for Latch (título inspirado en un sistema de trueque de indígenas estadunidenses, que se traduce como Una olla por un pestillo), exhibida del 13 de enero al 17 de abril pasado.

“Sí, uso los mismo elementos, las rejillas que utilizan los comercios para desplegar sus mercancías. Son apropiaciones de un tipo de lenguaje que se ve en muchos negocios”, aseguró.

Otra serie se basa en telas desechadas, que muestran imperfecciones industriales que forman coloridos patrones abstractos de enorme atractivo, y que son desplegadas como túnicas. Camil las concibe como “expresionismo mecánico abstracto”.

“Me interesó retomar las telas porque son productos descartados de la cultura de consumo, pero que visualmente también me parecieron muy bonitas. Tiene algo especial que sus patrones hayan sido generados por las manchas y errores de una máquina”, aseveró.

La tercera sección de la exposición está compuesta de máscaras, inspiradas en los bustos vagamente femeninos que se usan en ciertos comercios en México para desplegar joyas, especialmente collares, medallones y camafeos.

“Me interesaba resaltar el lugar que la mujer ocupa dentro de la cultura del consumo, y como es común ver el cuerpo femenino como una especie de objeto para desplegar y mostrar artículos de lujo”, explicó Camil.

La artista resaltó que las máscaras fueron hechas mediante una técnica de cerámica tradicional japonesa, lo que reinterpreta el valor de estos objetos, meramente utilitarios, para conferirles un cierto contenido ritual.

Previamente mostrada en el Centro de las Artes de Cincinnati, la exposición se exhibe desde el 7 de julio y hasta el próximo 12 de agosto en las instalaciones de Blum & Poe en Manhattan.

La obra de Camil ha sido expuesta, además de Nueva York y Cincinnati, en el Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo. Próximamente, Pot for Latch será expuesta nuevamente, ahora en un nuevo recinto de la Universidad UC Davis de California.