CRÓNICA | POR MOISÉS RAMOS

Philippe Trépanier, el payaso que quería ser conserje

Se presentó en el Festival Internacional de Teatro Héctor Azar

Philippe Trépanier se presenta en la Angelópolis como parte de las funciones del Festival Héctor Azar, por lo que esta tarde tendrá dos funciones más en el Teatro de la Ciudad

Puebla

Un payaso singular, que quiere ser contratado por el circo, del cual es rechazado, nos cuenta en más de una hora de malabares, de lo que es capaz en la vida cotidiana y por qué quiere integrarse al arte circense. Gordito, con apenas maquillaje blanco en la cara, este clown canadiense prepara el escenario para una "gran conferencia internacional", historia que tiene un final sorprendente, no sólo porque la charla se canceló, sino porque el circo, finalmente acepta la solicitud del mimo y malabarista.

"Clip", así de sencillo se llama el espectáculo de Trépanier, quien lo estrenó apenas en el año 2010 y ha logrado conquistar a todos los públicos, no sólo a los niños, como los que lo vieron este medio día en el Teatro de la Ciudad, sino a los adultos que asistieron con ellos y que, a no ser estuvieran dormidos, contestaron a todos sus malabares, mímicas, bailes y graciosadas que mantuvieron a todos concentrados en el escenario.

Philippe Trépanier se presenta en la Angelópolis como parte de las funciones de la tercera emisión del Festival Internacional de Teatro Puebla "Héctor Azar" 2013, por lo que esta tarde tendrá dos funciones más en el Teatro de la Ciudad, del Portal Hidalgo número 12, frente al Zócalo poblano, gratis para el público: a las cuatro y a las seis de la tarde.

Ah, hay que decir que el circo, finalmente aceptó al clown Philippe Trépanier. Vayan a ver por qué.

Un payaso singular, que quiere ser contratado por el circo, del cual es rechazado, nos cuenta en más de una hora de malabares, de lo que es capaz en la vida cotidiana.