Pese a crisis, Conarte apostó a renovar su infraestructura

Algunos programas y áreas han desaparecido en los últimos años debido a los recortes.
Katzir Meza Medina.
Katzir Meza Medina. (Gustavo Mendoza Lemus/ Archivo)

Monterrey

En los últimos cinco años y medio, el Consejo para la Cultura y las Artes del estado (Conarte) no fue ajeno a las situaciones económicas, de inseguridad y climáticas que afectaron a la entidad.

La crisis económica del 2009, el impacto meteorológico de Alex un año después y la crisis provocada por la inseguridad impactó al organismo cultural del estado.

Cuando Carmen Junco inició al frente del consejo su primer obstáculo fue un recorte en el presupuesto (de poco más de 50 millones de pesos), teniendo que adelgazar la nómina en hasta un 10 por ciento.

Pese a ello, en el periodo de Junco se destacó la inversión en infraestructura: se actualizaron las salas de la Cineteca, del Teatro de la Ciudad, del llamado Circuito Municipal Escénico, así como de las bóvedas de la Pinacoteca.

Con el pretexto de los recortes presupuestales, algunas áreas del Conarte desaparecieron. Tal suerte tuvo el Instituto de Investigaciones Históricas y la Oficina de Producción y Promoción Cinematográfica de Nuevo León.

En junio del 2013, el Gobierno del Estado anunció que por “motivos personales” Carmen Junco dejaría de ser la presidenta del Conarte y su puesto fue ocupado por Katzir Meza Medina, quien fungía como secretario Técnico.

Meza Medina tuvo que afrontar un nuevo recorte presupuestal con el lanzamiento del Programa de Ordenamiento y Fortalecimiento Integral de las Finanzas Públicas del Estado (POFIF).

En los últimos cinco años el presupuesto del organismo cultural ha rondado entre los 100 y los 120 millones de pesos.

Con apoyo Federal se lograron la recuperación de espacios y obras de arte, como fueron la Casa del Campesino Museo Estatal de Culturas Populares, el Mural Fuente de Monterrey y la Iglesia de Dolores.

También se inició la rehabilitación del Teatro de la Ciudad, en el marco de sus 30 años, y Nuevo León fue invitado especial al Festival Internacional Cervantino.

Pero en este tiempo el consejo no ha estado exento de polémicas, quizá la más fuerte fue el intento de desalojo de la escuela “Adolfo Prieto” a comienzos del 2013, con la pasividad inicial de las mismas autoridades y de los vocales, pero que generó un movimiento artístico independiente que luchó por su defensa.

De igual forma fueron evidentes los gatos en viáticos y viajes en sus autoridades se continuaron presentando, aún y con los recortes presupuestales registrados en los últimos años.