Personajes desconocidos

Los arquitectos famosos en la historia de la arquitectura a veces no han dejado una huella visible en el paisaje urbano de las grandes ciudades.
La influencia de Raymond Lopez tuvo gran impacto en el plan director de París.
La influencia de Raymond Lopez tuvo gran impacto en el plan director de París. (Especial)

México

Los arquitectos famosos en la historia de la arquitectura a veces no han dejado una huella visible en el paisaje urbano de las grandes ciudades. Muchos de ellos, como Ludwig Mies van der Rohe, Louis Kahn y Frank Lloyd Wright, construyeron obras magníficas y monumentales, como rascacielos, teatros y conjuntos habitacionales; pero si visitamos las ciudades donde sus obras fueron realizadas, como Filadelfia, Chicago y Nueva York, tendremos que buscar sus obras a conciencia y encontraremos que la mayoría de los edificios en dichas ciudades fueron diseñados por personajes anónimos.

Le Corbusier trabajó en París desde 1920 y hasta su muerte en 1965. Además de todos sus proyectos realizados desde Marsella hasta Chandigarh, durante estos años trabajó en planes urbanísticos para varias ciudades, entre ellas la propia capital francesa. Su proyecto de 1933 para la “Ciudad radiante” proponía demoler gran parte de los edificios antiguos del centro de París para crear edificios altos ubicados en extensas áreas verdes que mejorarían la calidad de vida urbana y harían más eficiente la movilidad y el aprovechamiento del suelo urbano. Este plan tuvo gran influencia en el desarrollo de muchas ciudades en Sudamérica, Asia y África, pero tuvo poco impacto en la transformación moderna de la Ciudad Luz.

Fue otro personaje, el arquitecto Raymond Lopez (1904-1966), cuyo nombre es casi desconocido, quien tuvo un verdadero impacto en el plan director de París, y quien determinó la forma de la ciudad en su etapa moderna. Quizá por haber sido discípulo de Le Corbusier su fama es menor; sin embargo, cuenta con realizaciones en la ciudad de mucho mayor envergadura que las de su maestro, ya que con la ayuda de otro arquitecto, Michel Holley, él fue capaz de acercarse a los personajes con mayor poder político y económico de la ciudad y recibir su apoyo.

Entre sus obras se cuenta la sede de la Fédération Nationale du Bâtiment, realizada entre 1948 y 1951, conocida como la Torre Lopez, en el distrito 15. Se trata de uno de los primeros edificios donde fue posible aplicar las ideas de “muro cortina” de Jean Prouvé. En 1959 Lopez construyó la torre de apartamentos de Bois-le-Prêtre, que envejeció de mal modo y fue materialmente engullida por otro edificio de la firma Lacaton y Vassal en 2011.

La mayor influencia del arquitecto Lopez sobre París consiste en su plan urbanístico director y las ideas plasmadas en su libro titulado El devenir de las ciudades. Del plan urbanístico director, encargado a Lopez en 1954, derivan el conjunto de edificios Front-de Seine, la torre Montparnasse, Les Halles y la transformación de la Place d’Italie, los cuales cambiaron significativamente el paisaje urbano de la ciudad. Cuando investigamos la historia de casi cualquier ciudad es frecuente encontrar casos parecidos a este, en los que no existen coincidencias estrictas entre los relatos históricos y académicos y la realidad del desarrollo de la arquitectura de la ciudad como obra colectiva.