Helena Paz Garro, la eterna viajera

La hija de Octavio Paz y Elena Garro falleció un día antes de los 100 años del natalicio de su padre, quien ganó el Premio Nobel de Literatura en 1990.
Imagen de la última entrevista que dio a MILENIO
Imagen de la última entrevista que dio a MILENIO (Leticia Sánchez/Oscar Ávila)

Ciudad de México

Helena Laura Paz Garro, hija de Octavio Paz y la escritora Elena Garro, nació en 1939 en México. Debido a sus padres, que la llamaban cariñosamente 'La Chata', viajó la mayor parte de su vida y vivió en países como Francia, España, Japón y Estados Unidos.

Los escritores tuvieron a Helena al regreso de su estancia en España, a donde la pareja viajó para asistir al II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura en 1937.

A la edad de 7 años, Helena se mudó con sus padres a París, en Francia. La familia vivió en un departamento en la avenida Víctor Hugo hasta 1952. Desde pequeña convivió con escritores e intelectuales como Albert Camus y Jean Genet.

Luego de Francia, la familia Paz-Garro viajó por Europa y se instaló algunos meses en Japón, pero en 1953 regresó a la Ciudad de México.

Tres años después, los padres de Helena comienzan a considerar una separación, pero en 1957 finalmente los escritores se divorcian.

En la década de 1960, Helena tuvo que dejar México debido a que su madre era perseguida por haber participado en el movimiento estudiantil de 1968. Junto a su madre vivió alrededor de dos décadas fuera del país: de 1971 a 1974, en Estados Unidos; luego durante siete años en España, y de 1981 a 1993 en Francia.

El poco ingreso de la venta de los libros de su madre hizo que Helena regresara a México el 7 de noviembre de 1991.

Helena vivió con su madre y 14 gatos en un pequeño departamento de la ciudad de Cuernavaca, en el estado de Morelos, lugar que fue su casa durante varios años y en la que murió hoy a los 74 años.

Con información del Centro Cultural Elena Garro.