Peligran en Oaxaca 80% de los proyectos culturales

Autoridades del ramo esperan 14 mdp para la Orquesta Sinfónica del estado, la adquisición de instrumentos musicales y uniformes.
Actividades musicales en la entidad.
Actividades musicales en la entidad. (Especial)

Oaxaca

Para darle continuidad a la segunda temporada de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca (OSO), para la adquisición de instrumentos musicales y hasta uniformes para diversas instituciones musicales del estado es indispensable que la Federación le haga llegar alrededor de 14 millones 200 mil pesos, que “provienen de un fondo federal aportado por los diputados, en este caso por Francisco Martínez Neri”, aseguró Alonso Aguilar Orihuela, secretario para las Culturas y las Artes de Oaxaca.

Tras la inauguración del Encuentro Nacional de Tradición y Nuevas Rolas, el funcionario estatal explicó que esos recursos “se destinarán a la segunda temporada de la OSO, a la temporada estable de la Orquesta Primavera de Oaxaca, a la adquisición de instrumentos, uniformes y otro tipo de elementos para las instituciones musicales de Oaxaca, entre las que se cuentan la Banda del estado y la Marimba. Es una situación que nos pone en peligro de poder suspender las actividades de estas instituciones, que son simbólicas y que cumplen una función social muy importante”.

Tan solo el año pasado, la OSO realizó 11 conciertos con una asistencia de más de siete mil personas, además de una temporada de ópera que resultó inusitada en Oaxaca porque no se había hecho en el pasado, e incluso se organizó un homenaje al compositor Carlos Jiménez Mabarak.

“Es un proyecto sólido que está en riesgo de desaparecer por esta falta de recursos; hemos tenido contacto con la parte administrativa de la Secretaría de Cultura federal desde hace cuando menos tres meses e incluso hemos buscado una cita con la Dirección Administrativa, sin buenos resultados. Estamos en un proceso de entrega-recepción en Oaxaca que nos pone en una situación de mayor presión administrativa, lo cual hemos hecho notar en distintas ocasiones.

“La petición está en un rubro de carácter urgente; no podría decir cuánto tiempo tenemos pero sí estamos en una situación urgente. Hay compromisos hasta con invitados internacionales, hay una gira en el país de la sinfónica que está en riesgo”, aclaró Alonso Aguilar Orihuela.

Luego de un año y ocho meses al frente de la Secretaría de las Culturas y las Artes de Oaxaca, el funcionario aseguró que el panorama cultural para el país en 2017, con el recorte propuesto al presupuesto del sector, es bastante negativo, sobre todo por el anuncio de la desaparición del fondo piso o la disminución a los recursos destinados a programas como el Paice y el Foremoba.

Lo anterior “pone con las uñas en la boca a cualquier persona, sea un secretario o director de Cultura de cualquier estado. En Oaxaca cerca de 80 por ciento de las actividades culturales que se realizan tienen como financiamiento el fondo piso, lo que significaría que el año que viene estarían en peligro 80 por ciento de las actividades culturales del estado. Cuando quitan el Paice le están quitando la oportunidad a los estados de contar con una infraestructura que permita que la propia gente que hace teatro en Oaxaca pueda acceder a esos recintos”.

Desde la perspectiva de Aguilar Orihuela, el problema pondrá a prueba la fuerza creativa de los artistas y de los gestores culturales para vincular el capital cultural con el económico, pero eso, al mismo tiempo, puede poner en riesgo la libertad de los artistas o la calidad de los proyectos artísticos y culturales, porque al final se buscarán los recursos económicos por encima de la pertinencia o calidad de los mismos proyectos.