Presentarán hoy libro digital sobre niñeras

Durante tres años, la fotógrafa mexicana Patricia Aridjis hizo este ensayo iconográfico titulado: Arrullos para otros.
Presentan hoy el libro 'Arrullos para otros'.
Presentan hoy el libro 'Arrullos para otros'. (Patricia Aridjis)

México

Suelen estar presentes cuando los padres de familia tienen que irse a trabajar o salir de noche. Abandonan a sus propios hijos, en sus comunidades de origen, para cuidar a otros niños. Para algunas personas son imprescindibles, pero socialmente su posición es ambigua.

Las niñeras viven en dos mundos diametralmente opuestos: el de la opulencia de aquellas personas que las contratan y el de la pobreza que las empuja a abandonar su hogar para sobrevivir cuidando niños ajenos.

La fotógrafa mexicana Patricia Aridjis retrató la historia de 15 de estas mujeres en el libro digital Arrullos para otros, el cual será presentado hoy a las 19:00 horas, en la Biblioteca de México, por Juan Antonio Molina, Gina Rodríguez Hernández, Miriam Mabel Martínez y la autora.

La publicación, que se podrá descargar gratuitamente desde iTunes, está compuesta por fotografías, entrevistas y música, que no sólo plasman el tema central de las niñeras, sino las historias que hay detrás de ellas en sus pueblos de origen, con sus hijos y familiares; en las fiestas populares a las que acuden.

En entrevista con Milenio, Aridjis comenta que este proyecto surgió a raíz de su interés por trabajar fotográficamente los temas de género. Como ejemplo de lo anterior, hace un tiempo hizo Las horas negras, un ensayo iconográfico en el que durante siete años retrató mujeres presas en distintas cárceles.

En Arrullos para otros —que pertenece a la colección Cristal de Luz, en la que también han participado fotógrafos como Marco Antonio Cruz—, hay un común denominador: las mujeres retratadas vienen de zonas rurales, tienen poca formación; aunque muchas de ellas están casadas, en sus casas hay una clara ausencia de sus esposos y, casi todas, dejaron a sus hijos para cuidar a niños de otros, comenta la fotógrafa independiente.

"Las niñeras suelen ver las diferencias abismales entre sus hijos y los niños que cuidan. Algunas de sus patronas las integran a la vida familiar y entablan un lazo afectivo con ellas, pero, en general sí se aprecian las diferencias entre las clases sociales que representan", argumenta Patricia.

Para encontrar a estas mujeres, Aridjis acudió a sus amigos, y se introdujo en la vida privada de ellos. Los vio desayunando, en bata, preparándose para irse a trabajar. Esto le permitió viajar a distintas ciudades, como El Puerto de Veracruz, Mexicali, Acapulco, Guadalajara. En esos viajes asistió a las fiestas de los pueblos de donde vienen las niñeras, para atestiguar su compartimiento a lado de sus familiares.

Una de las mujeres retratas es Hermelinda, mejor conocida como Linda. Tiene 24 años. Es de Tlaquilpa, Veracruz, cercana a Orizaba. Tuvo que abandonar a su hijo recién nacido para trabajar en la Ciudad de México hace diez años.

El niño se quedó a vivir con la abuela y cada vez que Linda regresa a su casa, éste se encuentra más cercano a la madre de Hermelinda. Hoy Linda tiene otro hijo, y para que no le pase lo mismo, lo carga en un reboso y se lo lleva a trabajar consigo, dice Patricia Aridjis.