Pasatono Orquesta revive la tradición del circo mixteco

La maroma está viva en todo el estado, pero su música está en un momento difícil, explica Rubén Luengas, director de la agrupación.
La banda con el payaso Alfonso Jiménez.
La banda con el payaso Alfonso Jiménez. (Daniel Robles)

México

Con la participación de Golem, banda klezmer-punk, y Slavic Soul Party, con su atmósfera balcánica, hoy a las ocho de la noche se celebrará en el Plaza Condesa el Festival Balagan. El tercer grupo invitado, Pasatono Orquesta, presentará su visión de la música de circo de los pueblos mixtecos, plasmada en su disco Maroma (Discos Corasón).

Su director, Rubén Luengas, explica en entrevista con MILENIO que es “una especie de intervención a la tradición musical de la mixteca, de respetar la tradición y, al mismo tiempo, hacer algo original y actual, con elementos de otras culturas, como la jazz band o la música europea. No estamos haciendo nada nuevo: simplemente siguiendo la historia de la música en la mixteca, que se ha nutrido de muchas otras músicas”.

Maroma es como se conoce al circo mixteco, que incluye payasos, maromeros, trapecistas, músicos y otros artistas. Dice Luengas: “La mitad del repertorio es tradicional y la mitad son composiciones mías. Entre las tradicionales está la tonada con la que se despedía el payaso de mi pueblo, una pieza en forma de décima, música de salón, polca, chilena y otras formas. Mis composiciones involucran varios géneros. Por ejemplo, en ‘Obertura maromera’ tomo motivos y frases de nuestras piezas y de otras que tienen que ver con la maroma”.

La maroma vive en el estado y si la  orquesta ha hecho un disco sobre ella, explica Luengas, “es porque su música está en un momento difícil. Se ha perdido repertorio específico y se ha sustituido por pasito duranguense, por ejemplo. Nuestra idea es recrear y componer música específica para la maroma, con el intento de crear emociones que acompañen al acróbata, al payaso o al funambulista”.