Será Panteón Inglés principal atractivo de Real del Monte

“El panteón debe conservarse así como está, el Instituto Nacional de Antropología e Historia tiene también interés en que se observen ciertos estándares de restauración”, comentan.
El encanto por el cementerio radica en esas tumbas donde descansan los restos de personajes de toda índole.
El encanto por el cementerio radica en esas tumbas donde descansan los restos de personajes de toda índole. (Héctor Mora)

Pachuca

Desde que en 2013 la Unesco reconoció al Panteón Inglés de Real del Monte como Patrimonio Cultural de la Humanidad, asociado a la arquitectura de Cornwall, Inglaterra, se duplicaron los esfuerzos para dotar al sitio con la infraestructura necesaria que le permita ser el principal atractivo turístico del pueblo mágico.

La herencia británica en Hidalgo no se resume a los pastes, y particulares y autoridades buscan resaltar la importancia del cementerio como el legado inglés más importante, y para esto se gestionan aún recursos en un proyecto donde la Cornish Miners Association tiene sumo interés.

Víctor Aladro es uno de los más entusiastas colaboradores de esta relación, comentó en entrevista que ayuntamiento y gobierno del estado ya se comprometieron con recursos para rehabilitar senderos al interior del cementerio, así como adecuación turística del inmueble.

“El panteón debe conservarse así como está, el Instituto Nacional de Antropología e Historia tiene también interés en que se observen ciertos estándares de restauración, lo que se busca en primera instancia es adecuarlo mejor a la visita, que cada persona que venga a conocer Real del Monte venga y sea este uno de los principales referentes.”

Por lo pronto la Secretaría de Turismo y Cultura del estado ya anunció que se destinarán 1 millón de pesos para los trabajos que se harán en el panteón, que incluyen también el mejoramiento del museo de sitio aledaño, donde se exhiben fotografías de algunas de las personas sepultadas en el lugar.

“Nos será necesario modificar ni fachada ni el edificio, pero sí se necesitan andadores para que sea transitable cuando llueve, y además de la construcción de baños, y buscar si es viable una cafetería”, comentó.

El cementerio construido en 1851 en medio de un bosque de oyameles está rodeado por una barda de mampostería, y en su interior existen 758 tumbas, muchas de ellas adornadas también de este material y con estatuas que dan al sitio su peculiar atractivo.

“Algunos elementos que planeamos pueden realizarse por la iniciativa privada, otros como las obras de iluminación ya fueron con el apoyo de autoridades. Lo importante es que se consiguió que tanto la gente de Real del Monte, como empresarios y gobierno asumiéramos como prioritario el proyecto, sin afectar de ningún modo la edificación, únicamente en el afán de hacerlo más accesible y atractivo al turismo”; agregó Aladro.

El encanto por el cementerio británico radica en esas tumbas donde descansan los restos de personajes de toda índole, desde un payaso rebelde, el médico más longevo en estas hidalguenses, el judío inglés más cruel con los mineros y la trágica historia de unos enamorados.

El cementerio guarda también tradiciones familiares fuertes, como la que María del Carmen Hernández Skewes, encargada de su cuidado y como guía desde hace cinco años, e hija de Inocencio Hernández Lara, que fue sepulturero y guardián por cinco décadas, y que fue nombrado por Isabel II miembro de la orden del imperio británico, el primer mexicano en recibir esta distinción.

Claves

Adecuaciones...

- El 2014 será el año crucial para el Panteón Inglés de Real del Monte, un proyecto para adecuación de andadores y de infraestructura turística.

- El cementerio fue construido en 1851 en medio de un bosque de oyameles. Está rodeado por una barda de mampostería y en su interior existen 758 tumbas.

- Ya hay un recurso de un millón de pesos para continuar con las obras, que ya incluyen iluminación nocturna y un museo de sitio.