Presentan a "Pancho Villa y la Revolución en La Laguna"

El investigador Ilhuicamina Rico, acompañado del magistrado Jesús Sotomayor y el escritor Federico Sáenz, mostró el lado oculto de Doroteo Arango y su paso por esta región.
"Sigamos buscando la historia de la región. Hay mucha información, muchos hechos que deben ser difundidos"
"Sigamos buscando la historia de la región. Hay mucha información, muchos hechos que deben ser difundidos" (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

En la primera actividad de este año, el Museo de la Revolución presentó el libro "Pancho Villa y la Revolución en La Laguna" escrito por Ilhuicamina Rico, sociólogo, investigador y guía de este lugar.

La presentación de este texto corrió a cargo de Jesús Gerardo Sotomayor, magistrado presidente de la Sala Auxiliar del Tribunal Superior de Justicia de Coahuila y Federico Sáenz, escritor lagunero.

La cita fue a las 19:30 horas con una buena asistencia en el lugar. A la venta estaban los ejemplares del libro los cuales estarán en el Museo, a un precio de 150 pesos.

Ilhuicamina Rico trabajó desde 2010 en este texto de la etapa fascinante de la Revolución. Terminó exhausto pero contento de realizar esta investigación.

Manifestó el magistrado Sotomayor que tras leerlo se percató de que hay muchas situaciones de la época revolucionaria en la región que son desconocidas.

"Se descorre el velo de cosas que ignorábamos. Como la celebración del 15 de septiembre en esa época, la vida personal de Francisco Villa, que se casó con una torreonense en la primer toma villista en 1913".

"Esa dama salvó la vida de ocho españoles, a punta de terquedad e insistencia con el general, dijo el magistrado. Incluso en una ciudad de España hay una calle que lleva el nombre de ella, a quien el tiempo hizo que cayera en el olvido, pero resurge desde aquellos años.

Esta anécdota la sumará el magistrado, apasionado de la historia de la Revolución Mexicana, a un texto que prepara sobre la participación de las mujeres en los movimientos armados de México.

"Lo narra de una forma magistral, pero sobre todo con fundamentos contundentes, libros, periódicos, fuentes de información de la época. Es una investigación muy amplia que pone de manifiesto situaciones que en lo personal desconocía o estaban mal en algunos textos consultados", señaló Montemayor.

Ilhuicamina Rico trabajó desde 2010 en este texto cimentado en la etapa fascinante de la Revolución Mexicana. Terminó exhausto pero contento de realizar esta interesante investigación.

"Encontré muchos huecos en la historia de la Revolución en La Laguna y había necesidad de llenar pasajes que se desconocían. Encontré cosas que no imaginaba y me dio la pauta para pensar en escribir más cosas sobre el tema".

"Sigamos buscando la historia de la región. Hay mucha información, muchos hechos que deben ser difundidos", agregó.

Destaca la Batalla de La Laguna, no de Torreón, pues para tomar esta ciudad estratégica había que combatir con poblaciones aledañas.

Federico Sáenz se dijo encantado con el libro. Entre las cosas que le llamaron más la atención fue el descubrimiento de que Torreón fue, en un momento dado, capital nacional cuando Villa se fue a Chihuahua y Carranza recibió el beneplácito 'gringo', pidiéndoles además permiso de atacar a Villa.

"Tampoco sataniza a Benjamín Argumedo", dijo, y destacó que el magistrado tiene un libro llamado "El León de La Laguna", sobre el mismo personaje.

Destacada la Batalla de La Laguna, no de Torreón, pues para tomar esta ciudad estratégica en todos sentidos había que combatir con las poblaciones aledañas.

"Fue la fundamental en la Revolución. Los laguneros hemos peleado como leones a través de la historia, aunque a veces somos muy agachones, pero cuando nos despiertan", advirtió Sáenz.