Rinden homenaje a Hugo Gutiérrez Vega en Bellas Artes

Dentro del ciclo "Protagonistas de la Literatura Mexicana" se rindió homenaje al poeta, diplomático y difusor de la cultura.
El Palacio de Bellas Artes fue coronado con miles de mariposas amarillas para recordar al colombiano García Márquez.
El Palacio de Bellas Artes. (Cuartoscuro)

México

El poeta, diplomático, difusor de la cultura y periodista cultural Hugo Gutiérrez Vega recibió un homenaje en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, dentro del ciclo "Protagonistas de la Literatura Mexicana".

En el acto, su pareja a lo largo de 54 años, Lucinda, le rindió su propio reconocimiento al agradecerle todo lo vivido a lo largo de más de cinco décadas: no sólo haberla introducido a la poesía, sino sobre todo por los años juntos, "con nuestro amor y desamor. Gracias por nuestras hijas y a ellas por nuestros nietos. Por los hijos y nietos que vendrán después".

"Gracias por tu honestidad sin fisuras, por las infinitas veces que levantaste la voz, a pesar de las represalias, para denunciar lo que sucede en México desde que eras un fogoso orador de 20 años. Gracias por no ejercer la censura, aunque te haya costado, entre otras cosas, renunciar a Difusión Cultural de la UNAM".

En el acto, Juan Domingo Argüelles recordó que Gutiérrez Vega nos enseñó a hablarle de tú a la poesía, despojó a la sacrosanta lírica de sus matos solemnes, que ocultaban su hermosa desnudez, y la puso a hablar en cristiano y no en culterano.

"Nos mostró que el poeta y el lector de poesía son, tal como aseguraba García Lorca, gente que anda por las calles, y no patitiesos engendros de la solemnidad, que esperan caer el noche para salir de sus guaridas oscuras y tenebrosas, a llenar de ripios y plumas, las alas atiborradas de cursis pudibundos."

En una mesa redonda que contó con la participación de Augusto Isla y Juan Tova, Marco Antonio Campos aseguró que en la obra poética de Gutiérrez Vega hay un innumerable cantidad de referencias librescas, si bien en su poesía buscó la sencillez estilística y "huyó como perseguido de guerra del metaforeo, de la decoración parnasiana o de la abstracción".

"Él ha dicho que quiso hacer con su obra una bella biografía, pero ironizando sobre sí mismo: fue como pocos un poeta viajero, conoció ciudades y pueblos del mundo, pero siempre llevó sobre los hombros la Guadalajara y el Lagos de Moreno de la niñez."

Un hombre con los pies puestos en la casa de la infancia, como solía decir el mismo Gutiérrez Vega, quien despidió la mesa de homenaje con la lectura de algunos poemas que fueron agradecidos con largos minutos de aplausos.