Hoy, Óscar Chávez en Santa María la Ribera

A través de diversas actividades culturales, la delegación Cuauhtémoc busca mayor integración, participación vecinal y seguridad.
El famoso Kiosco Morisco.
El famoso Kiosco Morisco. (Javier García)

México

Apenas el 31 de marzo se reinauguró la Alameda de Santa María la Ribera, donde se ubica el Kiosco Morisco, convertido en un emblema de los esfuerzos en la delegación Cuauhtémoc para recuperar los espacios públicos y dotarlos de actividades artísticas y culturales, en los que la prioridad es llegar hasta los centros de cada barrio.

Con la finalidad de impulsar ese objetivo, explica el titular de la demarcación, Alejandro Fernández Ramírez, es que hoy se llevará a cabo en dicho lugar —a partir de las 17:00 horas— la presentación de Óscar Chávez, “quien va a deleitar con su música a quienes fueran sus vecinos, porque el artista vivió en Santa María la Ribera”.

“Estamos muy contentos que personajes de este calibre puedan acudir a los centros de barrio, lo que resulta positivo para la comunidad. Apostamos por la apropiación del espacio público con mucha cultura y con la participación de los vecinos”.

Estos esfuerzos ya se han llevado a cabo, por ejemplo, en la Plaza Lázaro Cárdenas, colonia Doctores, o en la Plaza Los Ángeles, de la colonia Guerrero.

“Nosotros vamos a destacar en la recuperación de los espacios públicos con esta integración de cultura, de participación vecinal y de mayor seguridad a través de estas herramientas”, destacó el funcionario.

Con el programa Delegación Cuauhtémoc, un museo a cielo abierto, se apuesta por difundir un patrimonio establecido en más de mil 500 monumentos catalogados, además de que 60 por ciento de los museos de la Ciudad de México está en esa demarcación.

“La delegación Cuauhtémoc es considerada como la cuna de la historia y de la cultura en México: aquí se formó la Gran Tenochtitlán, pero al mismo tiempo tenemos las casas en donde vivieron personajes como Leonora Carrington, o donde se conocieron Fidel Castro y el Che Guevara, en la colonia Tabacalera. Esa otra cara para redimensionar lo que somos como pueblo, como delegación y como comunidad”, abundó el jefe delegacional.

Como complemento de esos trabajos, en la demarcación se cuenta con un programa de inclusión y corresponsabilidad social, que llega a poco más de 5 mil jefas de familia con un apoyo bimestral, siendo la parte de la corresponsabilidad que lleven a sus hijos de primaria y secundaria, tres días a la semana, a actividades de capacitación artística o deportiva.

“Vamos a crear en próximas fechas un observatorio ciudadano en Santa María la Ribera, que va a estar vigilando y proponiendo lo que tenemos que hacer en el barrio para conservarlo y llevar mucha más cultura a ese espacio público, y esa es una forma de contrarrestar los temas de inseguridad que se presentan en nuestras calles”, resaltó Fernández Ramírez.

En 2014 se apuesta por diversificar la programación en la Alameda de Santa María la Ribera, para lo que ya trabajan las autoridades delegacionales, junto con la UNAM, el Instituto de Geología y el Museo de Geología, en las actividades del Día de la Tierra; con las mismas instituciones van a trabajar en un corredor de la ciencia y en la celebración por los 50 años de Tlatelolco.

“Creo que este año va a ser muy bueno para los centros de barrio de la demarcación: la apropiación del espacio público con mucha cultura y con la participación de los vecinos, incluso habrá una feria del libro organizada por los propios vecinos de Santa María la Ribera”, concluyó.