José Clemente Orozco vuelve a iluminar el Hospicio Cabañas

El recinto alberga la muestra "Luz entre líneas", una serie de dibujos, grabados y complementos recién restaurados del muralista mexicano.

Guadalajara

El Instituto Cultural Cabañas (ICC) muestra a partir del 26 de febrero la exposición Luz entre líneas. Obra gráfica y dibujos restaurados de José Clemente Orozco Colección INBA/ICC, que de acuerdo a Rubén Méndez, curador titular del recinto Patrimonio de la Humanidad, incluye tres piroxilinas, 24 dibujos y 15 agregados que "develan los procesos formal y conceptual de un artista que marca todo el entramado de equilibrio de formas de elementos compositivos, a partir del dibujo en grafito. Equilibra las formas, les da peso, las dirige".

Toda la obra que se exhibe se tiene en comodato con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y lo que se restauró fue solo la obra en papel. En una sola sala ubicada en el ala norte del edificio los visitantes puede apreciar la articulación de los 27 dibujos restaurados que propone Méndez, todos ellos correspondientes a diversas épocas y con diversas temáticas.

De acuerdo al recorrido propuesto por el curador, al entrar en la sala los primeros dibujos que los visitantes encontrarán son caricaturas, en algunas de ellas las siluetas regordetas de hombres con boinas conviven con las de mujeres que portan abrigos y que en dimensiones son más grandes y voluptuosos que un puñado de personajes con facciones de indígenas, piel oscura y cuerpo desnutrido que lo mismo cargan instrumentos musicales o una cruz. Orozco es, también, esa piroxilina de gran formato en la que una composición metálica representada por múltiples matices del blanco al negro que sobresalen sobre un fondo blanco es devorada por un intenso rojo bermellón. En otra el público puede ver una serie de cuerpos sumergiéndose en la tierra. En ella, el artista muestra el dramatismo de cientos de matices entre el blanco, el verde seco y el negro. A través de estas piezas puede constatarse esa particular policromía de Orozco, austera en ocasiones, fría, a veces cálida.

"Traté de agruparlos por núcleos que dieran cuenta de la forma como trabajaba José Clemente Orozco. A todos esos dibujos que están en las paredes, los remito a los grabados que agrupamos en vitrinas. Se trata de grabados en aguafuerte que hizo en 1945. En conjunto hay retratos de mujeres, bocetos de los murales de la Conquista que luego llevó a la capilla principal de este edificio, está también el boceto de La barricada, hay dibujos de personajes indígenas. Podemos apreciar el tratamiento que le da a la anatomía y también hay caricaturas", precisa Méndez, quien añade que incluyó algunos textos de César Vallejo y dos citas de Octavio Paz. Del primero es un fragmento de "Redoble fúnebre a los escombros de Durango", Poesía completa (La nave de los locos, 1978) y "El dolor de las cinco vocales", Obra poética Bogoá (Oveja negra, 1987).

"Vallejo porque se habla de un tema místico y sobre todo de la salvación a partir de una destrucción, de una inmolación que tiene que ver mucho con Orozco. Los textos tratan de entablar cierto paralelismo con la desestructuración de la formalidad estricta, que presenta los elementos de una manera distinta y de esa forma hace que ese trazo adquiera un nuevo significado. Es muy emotivo leer un texto de César Vallejo, textos que hablan de los elementos físicos, de las formas, de la anatomía", dice el curador.

Las piezas estuvieron en restauración poco más de un año en el Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). Un aspecto relevante de la muestra es que los visitantes pueden ver el boceto y después visitar la Capilla principal y admirar el mural que corresponde a tal o cual boceto de la exhibición. Méndez agrega que el título de la exposición hace alusión "al trazo Orozquiano, a su capacidad expresiva, producto de un estudio sistemático y minucioso que le permitió oscilar de la caricatura al dibujo académico, pero también hace referencia a la luz de la razón que ilumina y conlleva juicios esclarecedores y que nos revela un artista atemporal, crítico, con líneas severas que no caducan".

Por su parte, Olga Ramírez Campuzano, directora del recinto, dice que para la restauración de estas piezas se invirtieron un millón 251 mil pesos. Con la inauguración de esta exposición se muestra oficialmente la restauración que se hizo también de los murales de la capilla principal. Estos trabajos son parte de un proyecto general de restauración de todo el inmueble, sin precedentes.

La exhibición Luz entre líneas, Obra gráfica y dibujos restaurados de José Clemente Orozco Colección INBA/ICC, se mantendrá hasta el 12 de junio de 2016. El horario del mueo
es de martes a domingo de las 10:00 a las 18:00 horas. El costo es de 20 a 70 pesos.​​​​