Organizan alumnos pasarela de vestidos hechos con alimentos

Los atuendos están inspirados en cintas o personajes del cine.
Creación de Lourdes López para representar "Alicia en el país de las maravillas".
Creación de Lourdes López para representar "Alicia en el país de las maravillas". (Jorge Carballo)

México

Geraldine Núñez Franco estudia el sexto cuatrimestre de la licenciatura en Gastronomía de la Universidad del Claustro de Sor Juana. Es la primera ocasión que modela en una pasarela. Viste de Blu, guacamayo azul que es el personaje principal de la película Río.

Su vestido, confeccionado por Isais Rojas y Lilia Casasola para la octava Pasarela Gastronómica de esa institución —que este año está dedicada al cine—, se completa con el ropaje y el colorido de las guacamayas tradicionales: rojo, verde y amarillo.

Aunque no ha diseñado su propio vestido, Geraldine quiere hacer alguno dedicado a Daisy Buchanan, uno de los personajes principales de la película El gran Gatsby, basada en la novela homónima de Francis Scott Fitzgerald, pues es una de las cintas que más le gusta. El vestido está hecho con cáscaras de tomate secas y zapatos de frijoles pegados con caramelos, dice Lilia Casasola.

—¿Por qué hacer un vestido sobre la película Río?

—Por los colores y la emoción que da Brasil. El vestido está acompañado de un manto con la figura del Cristo Redentor, porque esta es parte de la vida cultural de Río de Janeiro. Si piensas en Brasil, piensas en el Cristo.

Como Geraldine, 29 modelos se maquillan y visten en los cuatro camerinos. Son las dos de la tarde. Allí está Estefanía, quien modelará un vestido hecho por Octavio Rivera e Ixchel García, inspirado en la película Viridiana, de Luis Buñuel.

—¿Qué técnicas emplearon para hacer el vestido?

—Dos principalmente: para las placas que distinguen el azúcar empleamos isomalt, y para la corona, satinado —dijo Ixchel.

—¿Por qué quisieron representar la película Viridiana?

Viridiana es una cinta que Luis Buñuel estrenó en 1961. La primera actriz fue Silvia Pinal. El personaje es el de una monja. Tratamos de hacer una crítica a la Iglesia católica —señaló Octavio.

Lourdes López estudia el sexto cuatrimestre de Gastronomía. Ella hace la indumentaria de la película Alicia en el país de las maravillas. El traje está hecho, entre otros alimentos, de cáscara de chícharo, flor de jamaica y palomitas de maíz.

—¿Qué destacan del filme?

—Es una película que está basada en la fantasía. Tú puedes jugar con esto y, al final de cuentas, tu imaginación es la que te ayudará a hacer una creación. 

La Pasarela Gastronómica comenzó hace ocho años, cuando los estudiantes de esta carrera hacieron una exhibición de vestidos. Al tercer año, lo que empezó como un juego, tomó forma y se convirtió en un concurso anual.

En esta edición el primer lugar en la categoría internacional obtuvo 43 mil pesos y fue para Tania Medina, quien hizo una obra basada en el filme La sirenita; en la categoría especial el premio fue de 53 mil pesos y los ganadores fueron Guadalupe García y Juan Vázquez, quienes hicieron un trabajo basado en la película El valor de la mujer.

Asael Morán, coordinador de Relaciones Públicas, dice que de los 29 vestidos participantes, cinco son de exhibición y el resto está dividido en dos categorías: internacional y especial.

Al terminar el desfile, los vestidos son adquiridos por una empresa, se guardan para promocionar el evento del próximo año o se tiran. Al cuestionarle a Asael si se han preguntado sobre el futuro de la comida que emplean, dice:

—Hay un cuestionamiento. Hay quien dice que estamos jugando con comida. Buscamos adaptar la pasarela para que la comida no se eche a perder, empleando la que no es comible, como hojas de tamal, de maíz y cáscaras de tomate, entre otros.