Cantar música mexicana, una necesidad: Olivia Gorra

Siento que debo hacer algo por nuestra música, por amor, por necesidad, por obligación, dice en entrevista con MILENIO la intérprete veracruzana.
El 27 de septiembre encabezará el Octavo Festival de la Música Mexicana en el teatro Julio Castillo.
El 27 de septiembre encabezará el Octavo Festival de la Música Mexicana en el teatro Julio Castillo. (Paola García)

México

Cantante de ópera de talla internacional, Olivia Gorra afirma con una sonrisa: "Cuando nací, mi primer grito fue mexicano. Siempre tuve el deseo de cantar música mexicana, desde la tradicional hasta boleros y otros géneros. Nunca tuve un maestro especializado en estos géneros, pero cuando empecé en la ópera me di cuenta que podía hacerlo mejor, sin tanto esfuerzo. Desde entonces forma parte de mi repertorio".

La soprano veracruzana dice en entrevista con MILENIO que gracias a la música popular se dedicó al canto: "Ganaba concursos de canto en Coatzacoalcos con el bolero 'Tres regalos', y ahí fue donde, al escucharme, me descubrieron e invitaron a formar parte de un coro. Ahí no solo cantaba música mexicana, sino también misas, oratorios, óperas, zarzuelas... Esa experiencia fue la que abrió la puerta al siguiente paso".

El siguiente paso fue la ópera, género que ha conducido a Gorra a los grandes escenarios y a alternar con figuras del género. Pero no deja atrás la música popular: ha grabado canciones de Agustín Lara en Pecadora, música de su tierra en Seducción veracruzana, piezas de Armando Manzanero y Juan Gabriel en Moviendo el agua. En Bicentenario 2010. Mensajera musical de México recorrió la historia de la música popular nacional, grabó Diva y reina con Aída Cuevas, y en Bésame mucho España fusiona la canción mexicana con el flamenco.

La soprano asegura que "cantar música mexicana es una emoción, pero también una necesidad. Yo creo que el canto abarca todo, pero al estar en México, siento que debo hacer algo por nuestra música, por amor, por necesidad, por obligación.... Es muy interesante hacer un análisis sobre las canciones, sobre sus autores y la época en la que se escribieron, porque el artista debe investigar sobre lo que va a cantar. Por ejemplo, la gente no sabe la historia de 'Solamente una vez', canción dedicada a un cura que le canta a Dios, y que Agustín Lara escribió para José Mojica, quien dejó la música para seguir su vocación religiosa".

El 27 de septiembre a las siete de la noche, Olivia Gorra encabezará el Octavo Festival de la Música Mexicana, a realizarse en el teatro Julio Castillo, organizado por la asociación La Música en el Bicentenario, con apoyo del Conaculta. Madrina del festival, la cantante será acompañada por el Mariachi Real de América.

¿Cuál será su repertorio?

Voy cantar canción mexicana y española. Por ejemplo, "El beso", que popularizaron Los Churumbeles de España, junto con "Bésame mucho", de Consuelito Velázquez. También voy a interpretar "Mi viejo", del cantautor español Piero; "Paloma querida", de José Alfredo Jiménez, y "Amor de hombre", canción que proviene de la zarzuela La leyenda del beso y que hizo famosa el grupo Mocedades. Vamos a vestir el escenario con un poco de danza flamenca y danza folclórica mexicana. Cada quien ha estado ensayando por su parte. Recientemente viajé a Puerto Vallarta, de donde es el mariachi, y el ensayo salió muy bien porque los músicos están muy organizados: saben leer música muy bien y conocen la música de memoria, a pesar de que no es el estilo en el que siempre tocan. Los arreglos son de Fernando de Santiago, quien participó en el disco Diva y reina junto el maestro Eduardo Magallanes.

¿Cuál es la importancia de hacer música mexicana en concierto?

Los organizadores están proponiendo un concierto para apoyar la tradición. Es importante que la tradición de nuestra música siga, además de que se hace en un teatro, con músicos que han trabajado con artistas internacionales. La idea de este festival me encanta, porque además estará abierto a todo público. Como maestra de canto me gusta enseñar mucho esta música a mis alumnos, además del bel canto, porque es parte de mi tradición.

Diferentes géneros, el mismo sentimiento

En uno de sus conciertos en el extranjero, Olivia Gorra se presentó exitosamente con la Orquesta Sinfónica Nacional en el Carnegie Hall de Nueva York, con un repertorio que incluyó canciones como "Estrellita", de Manuel M. Ponce; "Dime que sí", de Alfonso Esparza Oteo, y "Cinco canciones para niños y dos canciones profanas", de Silvestre Revueltas. En casi todos sus conciertos agrega también algunas canciones mexicanas de géneros populares.

Para la cantante, el sentimiento para interpretar uno u otro repertorio es el mismo: "Siempre está ahí: uno tiene que estar atento a lo que está diciendo y poner esa canción en una parte de tu vida. Mucha gente dice que la vida privada está separada de la del artista, pero no es así. En una entrevista para radio alguien me decía —no al aire— que la vida privada es otra cosa y luego me preguntó: '¿Cómo estás en el amor?'. Y yo le respondí que muy bien. 'Pues qué raro —me dijo—, que te vaya bien en la artisteada y en el amor'. Yo creo que si eres cantante, tu estado anímico se transmite a través de tu voz".