Presentan libro de Octavio Paz para niños

La selección de fragmento de la poesía del Premio Nobel fue ilustrada por niños de la escuela primaria Independencia en Mixcocac.
Portada de libro El árbol habla. Octavio Paz para niños.
Portada de libro El árbol habla. Octavio Paz para niños. (Tomada de @cultura_mx)

Ciudad de México

Octavio Paz no había escrito específicamente para niños, pero los pequeños que participaron en el proyecto editorial parecían interesados en demostrar lo contrario: Carmen Leñero se encargó de hacer una selección de fragmento de la poesía del Premio Nobel y niños y niñas de Mixcoac, agrupados en un taller dentro de la escuela primaria Independencia, se encargaron de ilustrar los poemas.

"Carmen entrega un texto que introduce a los niños al mundo del poeta y les da pistas parta adentrarse en los misterios de la poesía. Con sobrada razón, confía en la inteligencia, imaginación y sensibilidad de sus lectores, les habla de las combinaciones de palabras que llamamos versos y, al pronunciarlos, como una fórmula mágica surgen visiones: los poemas quieren que los lectores veamos lo que no somos capaces de ver todos los días", explicó Susana Ríos Szalay, directora de Desarrollo Cultural Infantil de la Secretaría de Cultura del gobierno federal.

Ello dio como resultado el libro El árbol habla. Octavio Paz para niños (Alas y Raíces / Secretaría de Cultura de la CDMX), cuya selección estuvo a cargo de Carmen Leñero, quien durante la presentación del volumen, en el marco de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, aseguró que uno de sus retos de lectura fue hallar imágenes que tuvieran un carácter visual más acentuado.

"En vez de ideas o de conceptos, o de metáforas muy complicadas, había que buscar algo fresco para que los niños se comunicarán de manera fácil: no lo más sencillo, sino lo más fresco y lo que más estuviera conectado con la imaginación visual. Más que un elogio al poeta o una reverberación lírica también quise explicarle a los niños temas como la red de conexiones que hacía, el sentido del ritmo como ley del universo."

De acuerdo con Carmen Leñero, uno de los temas más importantes del volumen es que apuesta por ver a los niños y niñas como sujetos activos de la poesía: la idea de ilustrar las metáforas, muchas veces difícil sacar de su contexto sin sentir que estaba uno arrancando un pellejo, no sólo es de ilustración, sino una respuesta a las palabras.

En el acto, Felipe Garrido, quien participó en el libro con una semblanza de Octavio Paz, pidió entrar al volumen con tiempo, porque en muchas páginas y palabras "vamos a encontrar frases que algo nos dicen, que nos mueven".

"Es como entrar a una mina, como la de Alí Babá, llena de joyas: podemos tomar algunas, las hacemos nuestras, y en lugares que no sospechamos las vamos a sacar, a recordar la estrofa completa ahí donde sólo estamos leyendo una línea o dos, y sin darnos cuenta, vamos a ir aprendiendo esos versos, esas imágenes que un poeta como Octavio Paz puso en el camino para que nosotros llegáramos a ellas."

Julio Trujillo, director Editorial de la Dirección General de Publicaciones de la Secretaría de Cultura federal, resaltó la participación de los niños y niñas de Mixcoac en el proyecto editorial, porque reinterpretan con sus ilustraciones fragmentos de la poesía de Octavio Paz, "pintan un poema, pero terminan por ser poemas las interpretaciones y recreaciones de los niños".

"No me parece que sea únicamente un libro para niños, yo mismo descubrí otras vertientes de Paz a través de la selección de Carmen y de los dibujos de los niños, aprendí a acercarme de manera diferente a poemas que ya había leído, puesto que están sacados de contexto, están acompañados de otros poemas, en lo que se convierten las pinturas de los niños."

El árbol habla. Octavio Paz para niños es para el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, una especie de testamento del poeta a la palabra, gracias al ejercicio de responsabilidad de Carmen Leñero, encargada de seleccionar los fragmentos y de acercar a la figura de Paz a los pequeños: "son versos que buscan decirle a los niños por qué es esencial: pesca en el mar del mundo nuevos lectores de poesía o nuevos poetas".

El volumen, además de las 42 ilustraciones de los niños y niñas de la escuela primaria Independencia, cuenta con mensajes enviados por ellos mismos a Marie José Paz y al mismo Octavio, así como fotografías que muestran al poeta disfrutando de un paseo por Mixcoac, tomadas hacia 1958 por Ricardo Salazar.