El silencio que rompió el kamikaze teatral

El proyecto teatral promovido por el ITCA y bajo la batuta del maestro incómodo Richard Viqueira, solucionó su conflicto y termina su proceso.
Halloween Reynosa, este fin de semana en Victoria y Tampico.
Halloween Reynosa, este fin de semana en Victoria y Tampico. (Especial)

Tampico

L´enfant terrible del teatro regresó, algo victorioso, algo orgulloso, algo humilde desde ese "para mi es punto final en el tema" sobre la controversia de su nombre en Tamaulipas.

Él, Richard Viqueira y su equipo vencieron el temor y el silencio, la tan traída y llevada, pero sobre todo absurda veda, el ostracismo oficial, no al maestro, no al arte, pero sí al tema de la violencia que tanto hiere al estado y que tanto apena a algunos.

La historia reciente del kamikaze del teatro en la huasteca se resume en un proyecto positivo para artistas de todo el estado, la creación del nuevo monstruo de Viqueira, su puesta en escena y luego, su amordazamiento intelectual y el desconcierto.

La obra Halloween Reynosa tuvo una representación exitosa en Reynosa, una segunda puesta desterrada y las canceladas de Ciudad Victoria y Tampico. Censuradas dijeron ellos, falta de comunicación dijo el Instituto Tamaulipeco para la Cultura y las Artes.

Los reclamos, el desconcierto, las manifestaciones públicas, los señalamientos, inundaron las redes sociales, luego los medios de comunicación locales, luego los nacionales, y se fueron expendiendo por quienes alguna vez se han sentido igual, y empatizaron con la situación, o aprovecharon la crisis.

Y todo a punto estuvo de llegar a las calles, por ejemplo, en Tampico, donde existió una convocatoria para manifestarse públicamente contra la censura, pero que luego se auto censuró. Parece que el diálogo había llegado primero, unos días antes que el ansiado levantamiento intelectual.

Libertad García Cabriales directora del ITCA había hablado con el grupo, y luego explicó a MILENIO que la institución ha estado trabajando por fomentar los valores y los temas que dentro del respeto al espectador y a los programes, beneficien el desarrollo de los actores. Desestimó la censura, descalificó los señalamientos y rectificó la postura.

Finalmente el ITCA entendió que su chamba es promover más allá de la política, y Viqueira me dijo que "es imposible entender al arte sin estar algo inmerso en política".

Y así, reconciliados, el kamikaze del teatro llega a Tamaulipas después de una controversia intelectual y una discusión de medios y redes, cargado en nueve jóvenes del estado que terminará el proceso creativo para el cual concursaron y que resultó en la puesta en escena Halloween Reynosa, una obra que aborda desde el lado sarcástico la existencia de monstruos humanos y la creciente pérdida de sensibilidad de una sociedad que camina entre balaceras, secuestros, ejecuciones, violaciones, cualquier tipo de violencia.

Lo de Halloween Reynosa fue un trago amargo y un paso a la libertad intelectual, muy cerquita de la de expresión y un sensibilización a la autoridad.

Esta noche a las 8 en el Auditorio Alberto López de Ciudad Victoria la primera función, mañana en el teatro experimental del Espacio Cultural Metropolitano de Tampico. Ambos gratis.