Obra de José Emilio Pacheco tiene una afirmación de la vida: Juan Villoro

Diversos personajes de la literatura y la academia recuerdan al autor de Las batallas en el desierto a varios días de su deceso.
José Emilio Pacheco nació en la ciudad de México, en 1939.
El fallecido escritor José Emilio Pacheco. (AFP)

Ciudad de México

A unos días del fallecimiento de José Emilio Pacheco, las reacciones en el mundo de la literatura continúan. Por ejemplo, se han abierto diversos libros de condolencias por la muerte del escritor mexicano en diversas partes del mundo, como en la Embajada de México en España, donde el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, manifestó que Pacheco era "el gran escritor de la vida cotidiana".

De la Concha consideró que con la muerte del poeta mexicano "perdemos al hombre, al creador que podía seguir escribiendo, pero ganamos su obra para seguir leyéndola permanentemente. Yo diría que quedará no como un átomo, sino como un núcleo germinal". Añadió: el poeta, narrador y ensayista "viene a inscribirse en la estirpe de Alfonso Reyes, de Octavio Paz, de Carlos Fuentes, de Carlos Monsiváis... cuya obra, al releerla, nos permite descubrir cada vez ideas y significados nuevos".

El Instituto de México en España también abrió un libro de condolencias, en donde el escritor mexicano Juan Villoro escribió que la obra literaria y periodística de José Emilio Pacheco "tiene una afirmación de la vida", que es la que más recuerda tras su fallecimiento el pasado domingo.

Villoro expuso que Pacheco "fue un polígrafo que se dedicó a todos los géneros que pueden practicarse por escrito pues recorrió desde artículos periodísticos hasta guiones de cine, así como fue autor de novelas, cuentos y ensayos y, por supuesto, la poesía, que es a lo que más se consagró".

Consideró que la columna periodística de Pacheco, Inventario, es "una enciclopedia del mundo contemporáneo, sus temas eran los libros, las vidas de los escritores y las relaciones entre ellos, pero también fue un gran crítico moral".

El escritor recalcó que Pacheco siempre tuvo una conducta ejemplar y fue un hombre sumamente modesto: "Se opuso en sus artículos al ecocidio, a la crueldad contra los animales, a la corrupción, que es ese veneno lento que toca todas las áreas de la vida social, a cualquier forma de deterioro y de represión. Fue una conciencia moral sumamente viva y lúdica en sus cuentos y en su poesía, y hay una afirmación de la vida que creo es la que debemos recordar en este momento de su muerte", expresó.

El Centro Cultural de México en El Salvador también abrió un libro de condolencias, donde desde el martes intelectuales y amantes de la literatura y la cultura comenzaron a llegar para firmar el libro de pésame por el deceso del autor de Las batallas en el desierto. La legación diplomática comunicó que el libro de condolencias estará disponible hasta el cinco de febrero.

A su vez, el estudioso mexicano en literatura hispánica Sebastián Pineda, aseguró para el diario El Tiempo, de Colombia, que José Emilio Pacheco era "un poeta a la manera mexicana: un poeta-profeta cargado de ideales prácticos y positivos". Sostuvo que es "tanto el cariño hacia su poesía, tanto el sentido de pertenencia que por él se siente en México, que en España, celosos, se derramaron en galardones para también hacerlo suyo: el Rey y la Academia le otorgaron en 2009 el Premio Cervantes y el reina Sofía".

Amigos y colegas evocarán a José Emilio Pacheco en el homenaje luctuoso que le rendirá el jueves 30 de enero la Universidad Autónoma Metropolitana. Bajo el título José Emilio con nosotros, Remembranza, esta ceremonia, que se realizará en la Galería Metropolitana, contará con la participación de los escritores Álvaro Ruíz Abreu y Bernardo Ruiz, entre otros.