ONU niega el aborto como un método de planificación familiar

Educación sexual corresponde a padres.
Reconocen a la familia como base de la sociedad.
Reconocen a la familia como base de la sociedad. (Nelly Salas)

México

La Comisión de Población y Desarrollo (CPD) de Naciones Unidas negó el uso del aborto como método de planificación familiar; confirmó la tutela de los padres en la educación sexual y reproductiva de los adolescentes; reconoció a la familia como base de la sociedad y llamó a brindarle protección integral.

Al concluir la 47 Sesión de la CPD, realizada en Nueva York, se mencionó que a través de servicios de planificación familiar, ampliados y mejorados, se puede reducir el recurso del aborto.

Mario Romo, quien integró la delegación mexicana y pertenece a Red Familia, dijo en entrevista para MILENIO que es “un documento mesurado”, mantiene en el discurso, en el caso de educación sexual, el que sea ésta dada por los padres de familia.

Evita emplear nuevos conceptos, como uniones de parejas del mismo sexo, que puedan entenderse como derechos y lesionen la familia: “Fue adecuado, digamos, a lo que las asociaciones pro familia esperábamos; se quedó corto en algún párrafo y se le quitó el radicalismo que se pretendía imponer en el inicio”.

Reconoce los derechos, deberes y responsabilidades
de los padres y otras personas encargadas legalmente de los adolescentes de impartirles, “en consonancia con la evolución de sus capacidades”, la adecuada dirección y orientación sexual y reproductiva.

Los países deben garantizar que los programas y las actitudes de quienes proveen los cuidados de salud no restrinjan a los adolescentes de los servicios apropiados y la información que necesitan, incluida la sexual.

En su texto final se instó a los gobiernos y a la comunidad internacional a prestar atención a las áreas de déficit en la ejecución del Plan de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, entre éstas, la eliminación de la morbilidad y mortalidad materna mediante el fortalecimiento de los sistemas de salud, así como el acceso universal y equitativo a servicios de calidad e integrales de salud sexual y reproductiva.

En el último día de trabajos, tras más de 19 horas de negociación, durante la madrugada de este sábado, se acordó el documento final que incorpora las observaciones de los delegados de los 47 Estados miembros.