La OFJ inicia el 2016 al ritmo de Viena

El programa incluyó valses y polkas de Johann Strauss y la participación de nueve solistas pertenecientes a la orquesta. El colectivo repetirá el programa hoy y el domingo
La OFJ arrancó actividades con Concierto de año nuevo en donde al ritmo de Viena. contempló valses y polkas de Johann Strauss padre e hijo
La OFJ arrancó actividades con Concierto de año nuevo en donde al ritmo de Viena. contempló valses y polkas de Johann Strauss padre e hijo (Milenio)

Guadalajara

Con un programa que contempló valses y polkas de Johann Strauss padre e hijo, además de una menuda cantidad de piezas del violinista austríaco Fritz Kreisler, la Orquesta Filarmónica de Jalisco realizó el primer Concierto de año nuevo al ritmo de Viena.

Dentro del programa, incluyó la participación de nueve solistas pertenecientes a las filas de la agrupación, los cuales interpretaron una pieza de Kreisler cada uno ante un Teatro Degollado que a la mitad de su capacidad.

La velada de anoche inició con la obertura de la opereta El Murciélago de Strauss hijo, de entrada soberbia y con espectacularidad, se dio muestra de una limpieza bien trabajada en las cuerdas. Durante la interpretación el público pudo apreciar también los no muy afinados zapatazos que el maestro Marco Parisotto le daba al podio, en lo que fue una actitud de mal gusto por parte de la batuta principal. Luego se puso en pie el primer solista de la noche, a interpretar SchönRosmarin; con sincera falta de virtuosismo en las notas rápidas y falta de precisión en el manejo de los diversos matices que marca la partitura.


Se podría haber calificado de magnífica la calidad del sonido en la polka rápida Rayos y Truenos, también de Strauss hijo; aunque la marcación de tempo de Parisotto fue poco clara, entregó su atención casi por completo a los violines.

Con respecto a los solistas, fue rescatable muy por encima de los demás el trabajo del concertino Iván Pérez y del violín de fila DezsöSalasovics, quienes tocaron “Capricho Vienés” y “La Gitana”, respectivamente. 
Hacia el final de la presentación hubo un momento abrupto en la ejecución que fue perceptible en la reacción del público. Se trató de un salto un tanto rudo de los suaves valses de Strauss al estilo audaz y estrepitoso de Maurice Ravel en “La Valse”. Aunque la obra es de indudable calidad quien diseñó el programa la situó un poco fuera del contexto del programa, por lo cual resultó extraña a los asistentes según comentarios de algunos asistentes que este medio pudo registrar al final del concierto. 

Dicho por el mismo Parisotto en entrevistas anteriores al concierto, la intención del concierto fue imitar los magníficos conciertos que se llevan a cabo en Viena cada inicio de año. Lo único que faltaría para redondear esa imitación de esta agrupación integrada por mexicanos y venezolanos es lograr mayor calidad en los mismos. 

El Concierto de año nuevo al ritmo de Viena puede disfrutarse hoy a las 20:30 horas y el domingo a las 12:30 horas. La entrada va de 300 a 150 pesos.