La OFJ cosecha aplausos con El arte de Mendelssohn

Vladimir Kulenovic, quien fuera alguna vez asistente de Kurt Masur, y Leticia Moreno son las figuras que junto con la agrupación lograron una velada musical de buena calidad.
La batuta huésped corre a cargo de Vladimir Kulenovic y la solista es la violinista española Leticia Moreno.
La batuta huésped corre a cargo de Vladimir Kulenovic y la solista es la violinista española Leticia Moreno. (Cortesía)

Guadalajara

La noche del jueves pasado se realizó el penúltimo programa de la primera temporada 2016 de nuestra Orquesta Filarmónica de Jalisco ante una nutrida asistencia que acudió al Teatro Degollado. El concierto puede disfrutarse también este domingo 17 de abril, la batuta huésped corre a cargo de Vladimir Kulenovic y la solista es la violinista española Leticia Moreno. 

El concierto del jueves inició con Janitzio, obra del mexicano mundialmente conocido Silvestre Revueltas.  Desde los primeros acordes director y conjunto musical recrearon de manera óptima la pieza en la que Revueltas alude a una “banda de pueblo” tomando como base una tonadilla que poco a poco se transforma en estruendo de metales como preámbulo al tema tranquilo en el que destacan el clarinete y el fagot  y que finaliza con la reexposición del tema inicial.

Después de los merecidos aplausos vino la Obertura Jubel, de Carl Weber; que se caracteriza por los pasajes difíciles que recaen en los violines. En esta ocasión la OFJ sacó adelante la obra sin pena ni gloria. Después vino el Concierto para violín en mi menor, op.64 del cual fue solista Leticia Moreno quien al inicio tuvo un ligero altercado con su arco ya habiendo comenzado la interpretación, un detalle que pasó casi desapercibido gracias al virtuosismo que posee y que radica en la limpieza y exactitud de su interpretación.

El concierto se concretó sin aplausos entre movimientos, un gesto que siempre agradece todo melómano de este tipo de música. La violinista agradeció la ovación con una pieza de Manuel de Falla que no estaba incluida en el programa.

Después del intermedio la agrupación y Kulenovic recrearon la Sinfonía no.1, en Si bemol mayor, Op.38, “La primavera” de Robert Schumann, una obra que en vida, el autor corrigió innumerables ocasiones. Durante la ejecución de esta pieza los atrilistas actuaron como si no pusieran atención a los simpáticos movimientos que hacía el director invitado. Cualquiera que tratara de relacionar lo que se escuchaba en el momento con los movimientos del director y la gestualidad de los músicos, encontraría que el discurso musical estaba ahí, fluía, aunque no hubiera correspondencia con lo que podía observar.

La cita para asistir es el día de mañana a las 12:30 horas en el Teatro Degollado, la charla de apreciación previa inicia a las 11:00 horas. Las entradas van de 110 a 200 pesos.