Nuevo virus H10N8 tiene alto potencial pandémico

La cepa aviar tiene características genéticas que le pueden permitir transmitirse más fácilmente entre personas; apareció en diciembre.
Temen que aumenten los contagios tras los festejos de año nuevo.
Temen que aumenten los contagios tras los festejos de año nuevo. (Rolex De la Peña/EFE)

Pekín

Científicos chinos descubrieron un nuevo subtipo de virus de gripe aviar, el H10N8, con características genéticas que le pueden permitir transmitirse más fácilmente entre personas, por lo que no debe infravalorarse su potencial pandémico, advirtieron en la revista médica Lancet.

Según el artículo, los científicos consideran potencialmente peligroso el nuevo tipo de virus H10N8 registrado por primera vez en diciembre en el caso de una mujer de 73 años de Nanchang, capital de la provincia oriental de Jiangxi.

La mujer mostró los primeros síntomas días después de acudir a un mercado de aves vivas y murió nueve días más tarde en una clínica. A finales de enero se descubrió otra infección en la provincia.

“Preocupa mucho porque muestra que el virus H10N8 se sigue propagando y podría causar más infecciones humanas en el futuro”, señaló el coautor del artículo Mingbin Lin, de la secretaría de Sanidad en Nanchang. El virus tiene capacidades genéticas que le permitirían multiplicarse rápidamente entre las personas, añadió.

 Sin embargo hasta ahora no se descubrieron casos de transmisión de persona a persona, como en la familia de la mujer fallecida.

Mientras, la cifra de infecciones y muertos por la gripe aviar en China aumenta cada día que pasa: ayer se registraron otras tres muertes, lo que aumenta a 26 los fallecidos por el virus H7N9 desde que comenzó 2014. Son 110 personas las infectadas, informaron las autoridades.

Los expertos ven el virus “fuera de control” y crece el miedo a que se extienda durante la operación de regreso al finalizar las vacaciones por la fiesta de Año Nuevo chino.

Desde el inicio de las festividades el pasado viernes se registraron más de 12 infecciones y cinco muertes por la gripe aviar. La mayoría de los contagios se produjeron en la provincia de Guangdong, en el sur, y en la provincia de Zheijiang, en el este del país. También las provincias de Jiangsu y de Hunan reportaron las primeras muertes.

Las autoridades sanitarias aconsejaron a los ciudadanos que en caso de sufrir fiebre acudan de inmediato a un hospital si han tenido contacto con aves vivas.

Aunque los expertos consideran que el riesgo de contagio entre personas es bajo, aumenta la preocupación de que el virus pueda extenderse durante los regresos, a mediados de esta semana, cuando millones de chinos coincidirán en trenes y autobuses.

La primera infección de una persona con H5N1 se descubrió en Hong Kong en 1997. Desde 2003 se han registrado 650 infecciones con ese virus. En total murieron más de 380 personas en 15 países.

El H7N9 se descubrió por primera vez en 2013. Las cifras tras la “H” y la “N” indican estructuras de superficies a partir de las cuales se clasifican los subtipos de los virus. A partir de transformaciones genéticas naturales siguen surgiendo nuevas variantes de los virus.

China es un país especialmente sensible a la transmisión del virus entre personas debido al estrecho contacto de la población y el ganado. Los expertos temen que de esa manera podría originarse una pandemia global.

• • •

Farmacéuticas se unen

Un total de 10 empresas farmacéuticas, incluidas las estadunidenses Merck y Pfizer y la francesa Sanofi, unieron sus fuerzas para desarrollar nuevos tratamientos contra la diabetes y el Alzheimer, informó el Instituto Nacional de la Salud (NIH, por su sigla en inglés) de EU.

Esta asociación sin precedentes, también se centrará en los trastornos inmunológicos, indicó en un comunicado.

Los 10 laboratorios farmacéuticos y el NIH, encargado de la investigación biomédica, compartirán sus conocimientos científicos y sus bases de datos con el objetivo de identificar biomarcadores importantes para desarrollar nuevos tratamientos.

Según el acuerdo, los laboratorios se comprometen a no desarrollar sus propios medicamentos a partir de los hallazgos obtenidos en el marco de este proyecto antes de que éstos sean difundidos.

La alianza incluye a Bristol-Myers Squibb, Biogen Idec y Johnson y Johnson de EU, al británico GlaxoSmithKline y al japonés Takeda.

AFP/Nueva York

• • •