Nobel dimite a cargo de profesor por comentarios contra mujeres

Señalan que fue la primera institución británica en buscar la igualdad.
Tim Hunt, premio Nobel de Medicina en 2001, causó polémica en todo el mundo.
Tim Hunt, premio Nobel de Medicina en 2001, causó polémica en todo el mundo. (Alastair Grant/AP)

Londres

El científico inglés Tim Hunt, premio Nobel de Fisiología y Medicina en 2001, dimitió de su cargo en la University College London (UCL) por sus comentarios sobre el comportamiento de las mujeres en el mundo de la ciencia, informó la universidad.

“Déjenme que les cuente mi problema con las chicas —declaró en la conferencia el Nobel de 72 años—. Pasan tres cosas cuando están en el laboratorio: te enamoras de ellas, ellas se enamoran de ti y, cuando las criticas, lloran”, fueron las palabras de Hunt y que han provocado su dimisión.

En un comunicado, la universidad explica que Hunt “ha dejado su puesto como profesor honorario de la Facultad de Ciencias de la UCL tras los comentarios que hizo sobre las mujeres en la Conferencia Mundial de Periodistas de Ciencia el 9 de junio” en Corea del Sur.

“UCL fue la primera universidad en Inglaterra en admitir mujeres en términos de igualdad con los hombres y la universidad cree que este desenlace se ajusta a nuestro compromiso con la igualdad de género”, se señaló en un comunicado.

Los comentarios de Hunt, por los que el científico se disculpó —aunque después confirmó lo dicho—, suscitaron varias críticas de científicas e instituciones de investigación.

La Royal Society, prestigiosa asociación científica británica de la que Hunt es miembro desde 1991, también manifestó su desacuerdo sobre los comentarios que socavan los esfuerzos por atraer más mujeres al mundo de la ciencia.

Dicho organismo señaló en un comunicado, que “muchos individuos talentosos no alcanzan su potencial científico debido a temas de género y la sociedad está comprometida a ayudar a corregir esto”.

Hunt es miembro de la Royal Society, uno de los organismos científicos más importantes de Gran Bretaña, y fue nombrado caballero por la reina Isabel II en 2006.

Recuento

En declaraciones hechas ayer a la cadena pública BBC, el bioquímico que recibió en 2001 el Nobel de Medicina insistió en que sus afirmaciones pretendían ser graciosas, aunque reconoció que cometió “una estupidez” al decirlo en presencia de tantos periodistas.

“Suscribo la parte de los problemas con las chicas (...) Yo me he enamorado en un laboratorio y se han enamorado de mí y es muy perturbador para la ciencia porque es muy importante que en un laboratorio la gente esté en términos de igualdad”, argumento Hunt.

“Estos enredos emocionales hacen la vida muy difícil”, aseveró el científico, que lamentó si había “ofendido” a alguien y dijo que solo había intentado “ser sincero”.

Hunt continuó defendiendo sus comentarios sexistas al decir: “Es muy importante que puedas criticar las ideas de la gente sin que se lo tomen como algo personal y, si se ponen a llorar, hace que tiendas a reservarte la verdad.

“La ciencia trata de llegar a la verdad, y todo lo que se interponga en el camino socava la ciencia”, abundó.

El científico también se describió a sí mismo como un “machista” en la conferencia de prensa en Corea del Sur y abogó por separar a hombres y mujeres en los laboratorios.