El Nobel de Literatura es para… ¡hagan sus apuestas!

Los favoritos en las quinielas son el japonés Haruki Murakami, los estadunidenses Joyce Carol Oates y Philip Roth, y la bielorrusa Svetlana Alexijevich.
El japonés Haruki Murakami y la estadunidense Joyce Carol Oates, principales favoritos en las quinielas y apuestas.
El japonés Haruki Murakami y la estadunidense Joyce Carol Oates, principales favoritos en las quinielas y apuestas. (AFP)

México

El nombre del galardonado con el Premio Nobel 2013 de Literatura será anunciado mañana a las 13:00 horas (06:00, hora México) en Estocolmo, sin que aparezca aún ningún favorito claro en el horizonte.

Entre los nombres que más suenan para ese premio figuran los del japonés Haruki Murakami y los estadunidenses Joyce Carol Oates y Philip Roth.

Murakami se mantiene en los primeros puestos de las quinielas de los medios suecos y las casas de apuestas, inmediatamente por delante de dos autores que hasta este año no sonaban en los pronósticos: el dramaturgo noruego Jon Fosse y la periodista y escritora bielorrusa Svetlana Alexijevich.

Bien situados aparecen clásicos de las vísperas del Nobel como el checo Milan Kundera, la argelina Assia Djebar, el húngaro Peter Nadas, la canadiense Alice Munro, el keniano Ngugi wa Thiongo, el irlandés William Trevor y el israelí Amos Oz.

El sirio Adonis, el surcoreano Ko Un y el australiano Les Murray son los poetas mejor colocados, aunque la nómina de vates se ha reducido tras ganar el sueco Thomas Tranströmer el Nobel en 2011.

Thomas Pynchon, Don De Lillo, Cormac McCarthy y el cantautor Bob Dylan son otros autores estadunidenses que se mencionan y a favor de los que podría jugar el factor tiempo, ya que las letras de ese país no ganan desde 1993 con Toni Morrison.

Esa teoría perjudicaría a los españoles Javier Marías, Eduardo Mendoza, Enrique Vila-Matas y Antonio Gamoneda, así como al argentino César Aira y al nicaragüense Ernesto Cardenal, ya que sólo han pasado tres años desde el triunfo del peruano Mario Vargas Llosa.

Sin embargo, no hay que olvidar que la Academia sueca otorgó el Nobel de Literatura al mexicano Octavio Paz (1990) justo un año después de que el galardón fuera a parar al español Camilo José Cela.

La elección de Vargas Llosa o los británicos Harold Pinter (2005) y Doris Lessing (2007) demostró que la Academia puede recuperar a "eternos candidatos", como son los italianos Claudio Magris y Umberto Eco, el holandés Cees Nooteboom, el albanés Ismail Kadare, el portugués Antonio Lobo Antunes y la canadiense Margaret Atwood.

Las listas previas, las quinielas y las apuestas son una tradición, pero no suelen acertar salvo en casos aislados, como ocurrió con el turco Orhan Pamuk en 2006, o con el propio Mo Yan el año pasado.

La Academia Sueca ha optado en otras ocasiones por sorpresas como la austríaca Elfriede Jelinek o la alemana Herta Müller.

Las deliberaciones del jurado de los sabios de la Academia sueca son ultrasecretas. Serán difundidas públicamente dentro de 50 años. Lo único que ha transcendido es que en un principio había 195 candidatos, 48 de ellos mencionados por primera vez, explicó la Fundación Nobel.

En mayo pasado, la Academia envió un Twitter anunciando que había escogido cinco candidatos, algo inédito en la historia del máximo galardón literario del planeta.

"Estos últimos 15 años, la Academia (...) exploró las cuestiones de la calidad literaria, la evolución de la literatura y su lugar en un contexto histórico. Es un trabajo fascinante", señaló a la AFP la periodista cultural Gunilla Kindstrand. "A ellos no les importa si el premiado es conocido o no", agregó.

El editor sueco Svante Weyler considera que "a la Academia le gusta sorprender, actuar en forma algo irracional".

Sin embargo, según él, después de la atribución del Nobel al chino Mo Yan en 2012, la Academia tiene dos posibilidades: o recompensa a alguien que no es sospechoso de dedicarse a la política, o a un autor comprometido políticamente, pero cuyo compromiso no provocará una controversia en el mundo occidental.

"Svetlana es una elección perfecta", concluyó.