Niñas de siete a 10 años están empezando a fumar: Conadic

Fernando Cano Valle, titular del organismo, dijo que México “nada tiene que festejar”, pues aunque bajó el índice de tabaquismo, entre los menores se incrementó tres veces.
Reprochan que todavía se vendan cigarros a los infantes.
Reprochan que todavía se vendan cigarros a los infantes. (Nelly Salas)

México

Fernando Cano Valle, titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), reconoció que “nada hay que celebrar” en el Día Mundial Sin Tabaco, debido a que en el país ya se registran casos de niñas de primaria que fuman en promedio siete cigarros diarios, que adquieren o compran en cualquier puesto callejero sin restricción alguna.

“De acuerdo con el registro que tenemos de los más de 330 centros de atención a adictos y de los centros de integración juvenil, niñas menores de siete a 10 años están empezando a fumar en promedio siete cigarrillos. Hay quienes fuman dos y otras hasta una cajetilla completa, sobre todo, los fines de semana”, dijo Cano Valle tras subrayar que las menores fuman como lo hacen los adictos.

Previo al Día Mundial Sin Tabaco, que se conmemora el 31 de mayo, el titular de la Conadic reiteró que México “nada tiene que festejar” debido a que los logros para reducir el tabaquismo entre fumadores no crónicos han sido mínimos, pero entre los sectores vulnerables como los infantes se disparó tres veces.

“Logramos bajar la prevalencia de tabaquismo entre 2002 y 2011 al pasar de 23.5 a 21.7 por ciento, es decir, apenas tres puntos, que es muy poco, una pobre respuesta con respecto a años anteriores y las campañas han tenido igual una insuficiente respuesta. No está llegando el mensaje a la sociedad, en particular a la población en escuelas primarias y secundarias”, aclaró.

Y lo grave, precisó, es que México cuenta con la Ley General de Control del Tabaco con la que se pretende proteger a sectores vulnerables como son los niños. La realidad es que el tabaquismo, sobre todo entre mujeres, se incrementó en el mismo lapso de 3.68 a 8.1 por ciento, cerca de tres veces más.

“Tenemos que reformular las políticas y ésta es la intención de la actual administración”, la cual centrará sus esfuerzos en niños y adolescentes para neutralizar todas las campañas de la industria tabacalera.

Cano Valle reconoció que se han dado pasos atrás con el simple hecho de que la mortalidad se incrementó, pese a contar con la ley: las cifras superan los 60 mil decesos anuales, sin considerar los subregistros, con los que la cifra podría oscilar en 80 mil.

Además, el Poder Legislativo no ha hecho las modificaciones a la Ley General de Salud para que Ley General de Control del Tabaco sea obligatoria, y no se preste a la discrecionalidad de los congresos o de los gobernadores.

Hubo también un grave retroceso en seguir con la aplicación de impuestos conforme a la inflación.

El tabaquismo en México es grave, ya que 90 por ciento de los casos de cáncer de pulmón se asocian con fumar, advirtió Ismael Serna Secundino, de la Conadic.

La estancia hospitalaria por problemas asociados al tabaquismo es en promedio de 21 días en los centros de IMSS, ISSSTE y la Secretaría de Salud, lo que llega a costar de 800 mil a un millón de pesos.

Cuando los pacientes llegan a terapia intensiva y es necesaria la intubación, la mortalidad es de 80 por ciento. Si no se detiene este acelerado problema, en 2030 pasará de la sexta a la tercera causa de muerte en México.

Las autoridades sanitarias anunciaron que impulsarán que los pictogramas ocupen 70 por ciento del espacio en las cajetillas en ambas caras y que el Senado apruebe las reformas a la  Ley General de Salud para que los estados acaten la ley de librar de humo los espacios cerrados.