El Nejayote decora exterior y se convierte en turístico

En la primera banqueta que se mejoró, se plasmó el “Corrido de Monterrey” en el mosaico y atrajo la atención y fue ejemplo.
Los habitantes de la zona decidieron generar un cambio.
Los habitantes de la zona decidieron generar un cambio. (Especial)

Monterrey

El cambiar la banqueta frente a un domicilio de la calle Allende ha generado un cambio en la comunidad, que a un año de este acto hoy reciben hasta turistas.

Hablamos del barrio conocido antiguamente como el Nejayote, que hoy luce unas peculiares banquetas decoradas bajo la técnica del mosaico trencadis.

La iniciativa de Lucero Montes y Heriberto García empezó en abril del año pasado, como un intento por mejorar la infraestructura vial del barrio abandonada por años desde la autoridad municipal.

“Veíamos que había pequeños grupos de vecinos haciendo comunidad pero seguía habiendo problemas en el barrio como la acumulación de basura o banquetas quebradas”, apunta Heriberto García, vecino del sector.

La primera banqueta que se mejoró, donde se plasmó el “Corrido de Monterrey” en el mosaico, atrajo la atención de los vecinos. En cuestión de meses el entusiasmo se propagó, sumando hoy 10 banquetas intervenidas bajo esta técnica.

Incluso artistas como los pintores Saskia Juárez y Sergio Villarreal han aportado sus diseños para plasmarlos en las banquetas.

“No solo fueron las banquetas, los vecinos empezaron a mejorar las fachadas de sus casas, apoyamos con la iluminación de la calle y empezaron a sacar muebles a la calle para platicar, como se hacía antes”, refirió el fotógrafo y promotor cultural.

¿Qué hizo cambiar a los vecinos del sector, que por años han visto desfilar a políticos prometiéndoles mejoras al sector pero que nunca se concretan? La respuesta parece estar en los mismos habitantes en la necesidad de generar un cambio?

“Muchos de los vecinos se quejan de los políticos, que al llegar al puesto se olvidan de cumplir sus promesas. Creo que hoy estamos viviendo un tiempo donde se empieza a ver por el bien común, por la comunidad y eso lleva a actuar a las personas”, refiere García.

Hoy el barrio del Nejayote recibe visitas de artistas o académicos que buscan conocer los murales de las banquetas. Incluso hasta reciben visitas de los turistas que, al conocer al Barrio Antiguo, hoy se pasan al Nejayote para admirar sus mosaicos trencadis.