Negativas contra el 'default', “por falta de claridad en proyecto”

Carlos Lomelí, de Movimiento Ciudadano, señaló que su iniciativa está enfocada a respetar la decisión de quienes se pronunciaron donadores.
IMSS.
Diputados federales se reunirán con el titular del IMSS. (Notimex)

México

Las posturas de los representantes religiosos en contra de las nuevas iniciativas que buscan plantearse respecto a la donación de órganos, son originadas por la falta de información sobre el sentido en el que va la propuesta que anunció esta semana a MILENIO el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola, aseguró el diputado federal de Movimiento Ciudadano Carlos Lomelí.

El funcionario adelantó, en una entrevista para MILENIO, que la próxima semana se reunirá con Mikel Arriola para intercambiar opiniones sobre las iniciativas que se plantean en torno a la donación de órganos y con ello unificar los criterios.

En dicha reunión, que será el próximo lunes o martes en las instalaciones del IMSS, también estará el diputado del PAN y presidente de la Comisión de Salud, Elías Íñiguez, quien presentará una de las iniciativas.

El diputado federal de Movimiento Ciudadano —quien también es uno de los impulsores de reformas a la ley para aumentar la donación de órganos y cuya iniciativa presentará el día 5 de abril— insistió que la propuesta no es obligar a los ciudadanos a donar sus órganos, simplemente es respetar la decisión de los que ya se pronunciaron para ser donadores y que al momento de su muerte ya no se consulte a los familiares.

El legislador dijo que la propuesta del funcionario del IMSS va en el mismo sentido: "Yo creo que no estuvo bien explicado, no se recibió con claridad la propuesta de Mikel (Arriola).

"Con respecto a lo que dice el clero, yo creo que no están bien informados sobre en qué sentido va la propuesta de la iniciativa de la donación de órganos".

Destacó que el martes y jueves ambos diputados presentarán —cada uno— sus iniciativas; ambas consisten, principalmente, en modificaciones al artículo 324 de la Ley General de Salud.

Recalcó que la iniciativa que presentará la siguiente semana no significa que si no se tiene la solicitud escrita para no donar los órganos se vaya a hacer.

Lomelí señaló que estás reformas que se proponen no contravienen los derechos humanos ni religiosos, toda vez que no será una medida obligatoria, por lo que pidió a la gente analizar las propuestas que desde el Legislativo se hagan.

"Yo considero que el trance por el que pasa la familia, a parte de perder un ser querido, y todavía preguntarle si están de acuerdo en que sea donante es un proceso que no deben de vivir ya y si en vida la persona decidió dar sus órganos para brindar mejor calidad de vida a otros seres humanos hay que respetarlo", señaló el diputado federal de Movimiento Ciudadano.

LA PROPUESTA

Lomelí explicó que la propuesta que hará y las demás que se planteen deben trabajarse de manera transparente: "En qué sentido debemos de trabajar la iniciativa, sumarnos al pronunciamiento de Mikel con orden y transparencia, cómo lo vamos a lograr: primero tenemos que crear comités de promoción y adquisición de órganos en todos los hospitales de la República. Segundo, tenemos que ordenar la ley para que se certifiquen los hospitales adecuadamente para ser receptores de órganos.

"Tercero que certifiquemos a los hospitales, que cuenten con la tecnología suficiente para lograr los trasplantes y sean exitosos.

"Esto nos va a dar la confianza de que si tú eres donador, tu órgano va a llegar por conducto de la lista de espera a las personas que están formadas para ser trasplantadas", detalló.

LARGA ESPERA

El funcionario destacó lo importante de que se consideran dichas iniciativas, ya que la situación de espera de un trasplante por parte de miles de personas es un problema mayúsculo.

Señaló que tan solo en el Centro Nacional de Trasplantes hay una lista de 20 mil personas en espera, de las cuales 12 mil necesitan un riñón, cerca de 7 mil 500 una córnea y el resto requieren de hígado, corazón o páncreas, entre otros.

Añadió que legislar en torno al tema es para que exista una mayor donación de órganos con reglas claras y sin violentar derechos, ni creencias religiosas.

"Yo creo que Mikel Arreola va en el mismo sentido y en la reunión seguramente vamos a estar de acuerdo en la presentación de la propuesta.

"Nadie puede violentar los derechos de un ser humano, mucho menos de sus decisiones; no habrá un voluntario tácito y sin reversa, no", concluyó el diputado federal de Movimiento Ciudadano.