“Ñaque o de piojos y actores” aún puede apreciarse en el Torres Bodet

En su estreno el 15 de mayo, la obra realizada a partir del texto de José Sanchis Siniestra en el que los actores cuentan al público “lo que hacen todos los días” reunió a cerca de cien asistentes
La interpretación corre a cargo de los tapatíos Gabriela Flores Daniel y Asaf Vargas
La interpretación corre a cargo de los tapatíos Gabriela Flores Daniel y Asaf Vargas (Cortesía )

Guadalajara

El Teatro Torres Bodet alberga Ñaque o de piojos y actores, una montaje realizado a partir del texto del español José Sanchis Siniestra en el que los actores cuentan al público “lo que hacen todos los días”. La interpretación corre a cargo de los tapatíos Gabriela Flores Daniel y Asaf Vargas, la dirección es del italiano Alberto Di Matteo quien a su vez contó con Víctor Castillo como asistente de dirección.


En su estreno el viernes 15 de mayo, el montaje que retrata a dos actores de otra época que hablan de su vida y cuentan sucesos pasados, deseos y anhelos, logró reunir a cerca de cien espectadores. La puesta en escena inició puntual aunque en momentos el ritmo de la obra se caía, hacía falta atención y claridad de acciones de parte de los actores, además resultó un poco tediosa pues duró más de hora y media. La iluminación no ayudó en nada, se movió muy poco. Al igual que la música que sólo apoyó en unas cuantas escenas.

Los personajes intentan hacer algunos juegos de distanciamiento con el público, pero resultaron un poco inesperados y no fueron disfrutados ni por personajes ni por público. Al final el público tardó un poco en entender que la obra había terminado, aplaudió; actores y director agradecieron y se pasó al brindis.


Más allá de si los actores son experimentados o no, que si estaba bien trazada la obra, es un texto que no tiene mucho a donde ir. Los actores no fueron capaces de demostrar la importancia de la historia. Pareciera que la obra puede ser para todo público, pero por algunas situaciones en el escenario es mayormente para adultos. A pesar de que es un montaje con sencillos requerimientos técnicos cuenta con distintos apoyos como el CECA, el Fondo de Cultura Económica, la Secretaria de Cultura, El Ayuntamiento de Guadalajara, entre otros como se puede apreciar en su programa. 

Al platicar un poco con los asistentes, se habló del proceso de montaje el cual corrió a cargo por la casa productora Festen, de quien es responsable Sara Flores Daniel, específicamente el asistente de dirección; Víctor Castillo se encargó de que todo el proceso se realizara de acuerdo a lo estipulado por Di Matteo, el cual venía cada cierto tiempo a constatar que el trabajo fuera bien llevado a cabo y esta semana estuvo en Guadalajara para ensayar y estrenar.

Después de esa primera función hubo un brindis, en el, Gabriela Flores comentó que es una obra que puede ser un tributo a los actores y a la vida. De acuerdo con información del propio grupo esta obra "representa el encuentro entre el Siglo de Oro del Teatro español y la dramaturgia contemporánea del siglo XX de ascendencia beckettiana, entre los espectadores y dos personajes: Ríos y Solano, dos cómicos de la legua del Siglo XVII que cada noche se enfrentan con un nuevo público intentando recrear una representación teatral desde hace mas de 400 años. Los verdaderos protagonistas de Ñaque son los espectadores, que cada noche junto con los actores lograrán que cada representación sea diferente, construyendo con los actores el significado del espectáculo".

La puesta en escena seguirá todos los domingos hasta el 26 de junio a las 18:00 horas en el Teatro Torres Bodet que se encuentra en avenida Chapultepec y España. Entradas de 60 a 80 pesos.