NASA lanza una cápsula para preparar misiones tripuladas

“El vuelo de prueba de "Orión", lo más importante que ha hecho este año la agencia”; es la primera que viaja tan lejos desde la "Apolo".
Fue lanzado en el "Delta IV" y dará dos vuelta en torno a la Tierra.
Fue lanzado en el "Delta IV" y dará dos vuelta en torno a la Tierra. (John Raoux/AP)

Miami

La cápsula Orión de la NASA hará su primer vuelo de prueba mañana tras una inversión de miles de millones de dólares, para preparar viajes tripulados que superen la conquista de la Luna hace 40 años.

Tras su lanzamiento desde la base de Cabo Cañaveral en Florida, a bordo del poderoso cohete Delta IV, la nave no tripulada dará dos vueltas en torno a la Tierra y alcanzará una altitud de 5 mil 800 kilómetros. Es15 veces más lejos que el punto desde donde orbita la Estación Espacial Internacional (ISS, por su sigla en inglés).

Cuatro o cinco horas después, la cápsula regresará dándose un chapuzón en el Océano Pacífico.

Inicialmente, la cápsula Orión iba a ocuparse de llevar a astronautas a la Luna como parte del programa Constellation de la NASA, que fue cancelado por el presidente Barack Obama en 2010.

La agencia espacial estadunidense rescató entonces el diseño de su cápsula, para la que había invertido 4 mil 700 millones de dólares de 2005 a 2009, y la destinó a enviar a humanos a un asteroide o incluso a Marte en las próximas décadas.

Si el vuelo de prueba resulta exitoso será una gran noticia para la NASA, que se quedó sin medios para enviar a sus propios astronautas a la órbita desde que jubiló en 2011 a su flota de transbordadores, ahora exhibidos en museos. Los astronautas tienen que contar con los Soyuz rusos para ir y venir de la ISS.

Si Orión regresa sin problemas, también calmará un poco los nervios que sufren ahora los expertos después de que dos recientes vuelos comerciales resultaran en desastres: el cohete Antares de la empresa Orbital Sciences explotó a fines de octubre cuando viajaba a la ISS y, apenas dos días después, dos pilotos murieron al estallar la nave de Virgin SpaceShipTwo.

El vuelo de prueba de Orión “es lo más importante que habrá hecho este año la agencia espacial”, dijo William Hill, encargado de desarrollo de los sistemas de exploración de la NASA.

Orión puede ser la primera nave de su tipo que viaje tan lejos desde las misiones Apolo a la Luna en los 60 y 70.

La prueba evaluará el rendimiento de la cápsula ante desafíos clave como la separación por etapas del cohete, la elevada radiación y el calor de 2 mil 200 grados Celsius y el amerizaje en paracaídas cerca de San Diego, en California.

El viaje de regreso simulará ser un retorno desde la Luna.

Los críticos del proyecto Orión, que también incluyó la construcción de los cohetes más poderosos del mundo Space Launch System (SLS), acusan sus costos y la falta de atención del gobierno a problemas verdaderamente importantes.

El último estimado de la NASA indica que el desarrollo de SLS/Orión costó entre 19 y 22 mil millones de dólares para 2021, mucho más de los 18 mil millones que se calculaban en 2011.

La primera prueba de vuelo de Orión con tripulantes humanos a bordo está prevista para 2021. Luego de eso, es un misterio cuál será el destino exacto de la nave.

• • •

Nuevo cohete

La Agencia Espacial Europea (ESA) superó en Luxemburgo una etapa crucial para la decisión de construir la Ariane 6, un nuevo cohete espacial para suceder, a partir de 2020, a la Ariane 5, y así hacer frente a una dura competencia en el lanzamiento de satélites.

“Es un éxito. Incluso me atrevería a decir: un gran éxito”, declaró Jean-Jacques Dordain, director general de la ESA.

“Con esta decisión histórica”, Europa aporta “una respuesta fuerte a la competencia internacional en un sector estratégico para la soberanía europea, para su industria, para el empleo”, declaró la secretaria de Estado francesa de Investigación, Geneviève Fioraso.

Los ministros del Espacio europeos acordaron un presupuesto global para sus naves de 8 mil millones de euros en 10 años, de los que la mitad serán para Ariane 6, una cantidad que incluye la construcción de una nueva pista de lanzamiento en Kurú (Guyana) y la modernización del propulsor de gama europea Vega.

AFP/Luxemburgo

• • •