NASA confirma supervivencia de "ISON"

Al descubrirse, ISON destacó por su enorme brillo, considerando la gran distancia que le separaba del Sol, y desde entonces astrónomos de todo el mundo esperaban que el cometa superará su ...
El astro transitó alrededor del Sol.
El astro transitó alrededor del Sol. (EFE)

Washington

El cometa ISON, que se consideraba desintegrado tras su viaje alrededor del Sol, parece haber sobrevivido, aunque solo reste su pequeño núcleo, informaron científicos de la Agencia Espacial estadunidense (NASA).

“Continúa una historia de sorprendente comportamiento, materia perteneciente al cometa ISON ha aparecido en el otro lado del Sol, pese a no haber sido observado durante su aproximación”, aseguró el Observatorio Solar de la NASA.

Dos días después del paso de ISON cerca del Sol, el pasado 28 de noviembre, los científicos seguían debatiendo sobre si el polvo luminoso que se percibía en los telescopios simplemente se trataba de restos de su encuentro con el astro o era el núcleo del cometa en su trayectoria de alejamiento del sistema solar.

“Parece que una parte del núcleo de ISON logró atravesar la corona solar y volver a emerger”, afirmó Karl Battams, uno de los científicos que siguió el recorrido del cometa.

ISON, visto por primera vez en septiembre de 2012 por astrónomos rusos, es un cometa especial que procede de la nube de Oort, una burbuja que rodea todo el sistema solar y que, se cree, está formada por los restos de la nebulosa que dio lugar al Sol y los planetas.

El cometa, que ha viajando desde hace al menos un millón de años, aumentó su velocidad a medida que se acercaba al Sol;  el momento de mayor velocidad fue de 1.3 millones de kilómetros por hora, justo cuando giró alrededor del astro.

Al descubrirse, ISON destacó por su enorme brillo, considerando la gran distancia que le separaba del Sol, y desde entonces astrónomos de todo el mundo esperaban que el cometa superará su primera prueba de fuego: el paso por el perihelio, cuando se acercara más al Sol.

“Ahora que ha resurgido y empezado a brillar, necesitamos observarlo por unos días para evaluar su comportamiento”, indicó Battams.

Battams consideró a ISON como “uno de los cometas más extraordinarios” que hayan encontrado jamás, lo que, a su juicio, “corrobora lo hermoso, dinámico y asombroso” que es el universo.