Música: Joan Báez sí había venido

En la página de Facebook de José Alfredo, su amigo Jorge Paredes Miranda comparte sus recuerdos de la presentación en Guadalajara en 1974.
En el catálogo del Cervantino, 1981.
En el catálogo del Cervantino, 1981. (Archivo FIC)

México

Entre esos lagos de desinformación, donde con frecuencia navegamos los periodistas, podría jurar que Joan Baez nunca había venido a México. Incluso se lo comenté a la cantante y activista en entrevista telefónica antes de su concierto en el Teatro Metropólitan (aunque no dije Ciudad de México, sino México, como país). Ella respondió que, en efecto, nunca había venido, pensando, seguramente, en la Ciudad de México, Distrito Federal o Chilangolandia, donde no se había presentado.

Después de la reseña del concierto, donde insistí en tal apreciación —no hay nada peor que el ignorante necio—, me llegaron las aclaraciones por parte del compañero de oficio Ernesto Márquez y el músico José Alfredo Sánchez. El primero me aseguró que Baez se había presentado en el Festival Internacional Cervantino, y el segundo, que actuó en Guadalajara.

En la página de Facebook de José Alfredo, su amigo Jorge Paredes Miranda comparte sus recuerdos de la presentación en Guadalajara en 1974. “Se presentó en el Auditorio en Guadalajara en 1974 —escribe—. José Luis Aceves y yo éramos grandes admiradores. Recientemente Laurita Magaña me había regalado los últimos discos de su producción. Realmente éramos tan aficionados (ahora le llaman fans) al grado de que cuando vino queríamos ir a recibirla al aeropuerto (sabedores de que nadie estaría por allí). Finalmente no pude yo ir pero sí lo hizo José Luis acompañado, si no mal recuerdo, por Héctor García de la Cadena. Los atendió de manera extraordinariamente amable, le regaló a José Luis el disco Gracias a la vida —que promovía en ese momento— y lo autografió: Para José Luis con cariño. A la fecha yo lo conservo (se lo robé a José Luis)”.

El chileno Waldemar Verdugo Fuentes la entrevistó durante su presentación en Guanajuato y lo publicó en Vogue. Sobre el concierto, que incluyó varias de las canciones que escuchamos en México, comentó haber visto “a Joan Baez imitando más o menos a Joan Baez; cantó ‘Yo y Bobby Mc Gee’, ‘Una larga lluvia va a caer’, ‘Sacco y Vanzetti’, ‘Tres heridas’, ‘De colores’, ‘Imagine’, ‘No llores por mí Argentina’, ‘Gracias a la vida’, ‘El preso número nueve’, algunos spirituals dedicados a Martin Luther King...”.

Una respuesta de antología durante la entrevista. Cuando el periodista le pregunta “cuál es la diferencia entre la violencia reaccionaria y la violencia revolucionaria”, le dice: “Le voy a responder como lo hizo Tolstoi a una pregunta semejante. Tolstoi era un hombre muy inteligente y era ruso y contestó: ‘Es la misma diferencia que existe entre la mierda de perro y la mierda de gato”.