Música: Instrumento sui generis

El flautista explica que la flauta contralto alcanza un registro “espectacularmente distinto al de la flauta de concierto: casi dos octavas debajo.
Alejandro Escuer.
Alejandro Escuer. (Especial)

México

A su desempeño como flautista y maestro, así como su afán por impulsar la creación de obras de música de cámara, Alejandro Escuer añade ahora el orgullo de haber sido seleccionado Artista Solista Distinguido de la compañía holandesa Kingma, constructora de flautas.

Escuer afirma que la compañía, fundada a principios de los años 50 del siglo pasado y dirigida por Eva Kingma, es una de las pocas que “integran mucho la innovación tecnológica en sus instrumentos, junto con un alto grado de experimentación y de refinamiento en su construcción. Sus flautas son hechas en un taller muy pequeño, donde se fabrican y funden todas las piezas a mano. Son instrumentos equivalentes al Stradivarius en el violín”.

Para anunciar este nombramiento, así como presentar la flauta contralto construida especialmente para él, Escuer hará una demostración mañana a las cinco y media de la tarde en la Sala A-10 de la Escuela Nacional de Música (Xicoténcatl 126, Coyoacán), a la que están invitados músicos, compositores y público en general. También presentará la flauta microtonal en do Levit-Kingma, construida por Eva y Lev Levit.

El flautista explica que la flauta contralto alcanza un registro “espectacularmente distinto al de la flauta de concierto: casi dos octavas debajo. Esto le da un rango de registro muy distinto, lo que hace a la flauta muy innovadora. Es un instrumento bastante versátil, en el sentido de que tiene características expresivas distintas a las de la flauta tradicional. Por lo tanto, el terreno está virgen para explorar composiciones nuevas para un instrumento nuevo”.

El flautista mexicano advierte que actualmente hay muy pocas obras para flauta contralto en el mundo, por lo que su deseo es componer sus propias obras e improvisar con el instrumento, “así como pedirles a compositores, mexicanos sobre todo, que escriban para el instrumento. Invito a los compositores a la Escuela Nacional de Música para que conozcan el instrumento, lo escuchen y se animen a crear obras. Incentivar a la creación de un nuevo repertorio es uno de los propósitos”.

La elección de Escuer como Artista Solista Distinguido por Kingma tiene que ver con alta calidad interpretativa del músico y la originalidad de sus proyectos, que van de acuerdo con las innovaciones de los instrumentos. “Yo hago proyectos distintos, como son instalaciones sonoras, incorporando video y electrónica —indica el flautista—. Acabamos de hacer un proyecto que se llama Astronomía sonora, donde llevamos música contemporánea a planetarios. Siempre busco una innovación en el formato escénico y en los instrumentos”.