Museo del Ladrillo en Saltillo sigue inconcluso

Se han invertido 1 millón 800 mil pesos y se espera la respuesta del municipio para concluir con el edificio, así lo anunció el presidente de la Unión de Productores de Ladrillo de la cuidad. 
El proyecto podría tener un costo de entre tres y cinco millones de pesos, según las áreas a mejorar.
“La historia de nuestro ladrillo data desde la conquista y es interesante ver el desarrollo de esta industria como se mantiene hasta nuestros días”. (Guillermo Gómez)

Saltillo, Coahuila

En la actualidad permanece inconcluso el proyecto para crear el Museo del Ladrillo en Saltillo, debido a que los productores están a la espera de respuesta del municipio para concluir con este inmueble, aseguró Jesús Esquivel, presidente de la Unión de Productores de Ladrillo de la cuidad.

Jesús Esquivel indicó, que a la fecha han invertido 1 millón 800 mil pesos, por lo que esperan la colaboración del gobierno municipal para ver cumplido el sueño de darle a Saltillo, a Coahuila y a México, el primer museo con esta temática.

El Museo se construye en el Biblio-Parque Norte y una parte de los gastos corre a cargo de la Unión de Ladrilleros.  

El Museo se construye en el Biblio-Parque Norte, una parte de los gastos corre a cargo de la Unión de Ladrilleros. 

“Nos fue donado un terreno desde la pasada administración municipal, donde hoy está el estacionamiento, por lo que fuimos reubicados al interior del Biblio- parque”, informó Esquivel.

Anunció que el techo superior fue un aporte de la administración del ex alcalde Jericó Abramo Masso, mientras se ha solicitado al edil Isidro López apoyar con la fachada.

Hasta el momento se han invertido 1 millón 800 mil pesos por parte de la Unión, aparte de lo que ha puesto el ayuntamiento.

“Le hemos planteado al actual alcalde de nuestro requerimientos y estuvo de acuerdo en colaborar con lo de las fachadas”, argumentó.

El siguiente paso después de que esté terminada la obra, sería la museografía en la que se contempla exponer la historia del barro de Saltillo y de las ladrilleras cuyo producto ha trascendido internacionalmente.

“La historia de nuestro ladrillo data desde la conquista y es interesante ver el desarrollo de esta industria como se mantiene hasta nuestros días”, puntualizó Esquivel.