Lustran y catalogan acervo del MURA a raíz de festejos

Las más de 500 piezas que comprende la colección fueron sometidas a procesos para mejorar sus condiciones de almacenamiento y conservación.

Guadalajara

Son 564 obras las que integran el acervo del Museo de Arte Raúl Anguiano (MURA) que incluye varias obras de grandes maestros de la plástica nacional. De acuerdo con Patricia Urzúa, directora del museo, personal de la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO), participó en dichos trabajos y también se renovó la bodega que resguarda la obra.

El proyecto de restauración y conservación lo comandó Miriam Limón, quien sugirió modificaciones al espacio que pasó años en abandono ya que, según Urzúa, no era más que un cuarto con piso de enjarre donde reposaban desmayados el montón de cuadros encimados o recargados sobre paredes con vestigios de pintura. Ahora el área, que parece haber crecido en dimensiones, almacena con orden y pulcritud desde las obras pictóricas de gran tamaño que emanaron del Premio Jorge Martínez hasta miniaturas escultóricas de Alejandro Colunga.

“Todo se dio gracias a que debíamos albergar La Espina en condiciones de las normas que rigen una pieza de esa categoría y que acaba de culminar su estancia en el MURA con mucho éxito, como parte de los festejos del centenario de Raúl Anguiano. Gutierre Aceves hizo un montaje impecable. Se realizó una gran gestión de lo que fue una de las mejores muestras que hemos tenido con el archivo Álvarez Bravo, con Banco de México y con el Museo de Arte Moderno”, comenta la directora.

Para formalizar la renovación del almacén que guarda el tesoro del museo, la ECRO realizó un diagnóstico a partir de la revisión del acervo. Entre las consideraciones que Urzúa tomó como punto de partida fue la unificación de color blanco en la totalidad de los muros que hacen combinación con losetas relucientes que se estrenan en el piso. “Con la ayuda de ellos, estamos registrando cada obra con el mismo número patrimonial del municipio y se está limpiando. Afortunadamente todas las obras están en buen estado de acuerdo al diagnóstico de ellos”.

El acomodo es un beneficio que se hereda para la posteridad pues facilita el manejo de las colecciones ya que en el canto de cada pieza se muestra la foto de la obra y los datos de autor, código, título, medidas, técnica, fecha de producción y posición donde está colocada en la bodega. Urzúa comenta que ya no es necesario estar moviendo la obra porque antes tenía los datos en la parte trasera, incluso a muchas piezas se le está reponiendo ese reverso porque estaba desgastado.

Con la nueva organización, el acervo está catalogado por técnica y por colección. En esta última la promotora cultural que ha sido una activista importante en la asociación Adopta una obra de arte, puede recapitular las colecciones de las que proceden algunas piezas. “La galería Círculo de la Ciudad de México donó obra de Enrique Climent, Fernando de Szyszlo, Leonora Carrington, Luis Filcer, Rodolfo Nieto, Tamayo, esto fue cuando empezaron a darse las donaciones alrededor de 1980”, subraya, y agrega que le resultaba importante conocer la procedencia de las obras para explicar cómo llegaron al MURA, así agruparon artistas que después pertenecieron a La Torre de los Grillos como son Sergio Garval, Cornelio García, Luis Valsoto, Carmen Bordes y Humberto Baca. Entre otra serie narra que “hubo obra adquirida por el Ayuntamiento en el periodo de Eugenio Ruiz Orozco, de Guadalupe Figueroa y Guillermo Chávez Vega”.

De la lista de obra recientemente catalogada comenta que se cuenta con la serie de obras donadas por la galería Managua de Medina Bautista, Teresa Rentería, Emilio Benitez, Eduardo López, Saúl Elenterio Carrillo, Ireri Topete y Sheila Devine, entre otros. Y menciona las obras que fueron adquiridas por concurso como la de Ana Paula Castillo y Conchita Rivera. Posteriormente el museo se hizo de piezas donadas por amigos de Raúl Anguiano como Vicente Rojo y Manuel Felguérez.

De ahí que la colección tenga piezas elaboradas en todas las técnicas como serigrafía, piroxilina,prisma color, punta seca, pastel, óleo sobre lámina, fibracel y tela, litografía, mixografía, grabado, impresión, acuarela, aguafuerte, escultura, acrílico y tinta china, entre otras más, también se incluye un mural efímero de Daniel Kent. Pero llama la atención la gran cantidad de artistas que donaron directamente su obra, algunos fueron: Gustavo Aranguren, Arnold Belkin, Carlos Orozco Romero y Campos Cabello.

La funcionaria sugiere que debe haber una curaduría o consejo curatorial sobre la pieza que se recibe, para evitar que se amplíen las series de firmas que son poco cotizadas. Urzúa subraya que hay también una gran cantidad de piezas en comodato y que todas las piezas están aseguradas.


Claves

Firmas del acervo Mura

Paco de la Peña

Alberto Escobar

Gabriel Flores

Javier Arévalo

Jorge González Camarena

Luis Rutilio Medina

Alejandro Colunga

Jorge Martínez

José Fors

Juan O´Gorman

Luis Nishizawa

Pilar Castañeda

Paulina Bucher

Adriana Alanís

Anne Marie Seattle

Blanca Aldana

Javier Campos Cabello

Cristina Cárdenas

Enrique Magaña

Mario Martín del Campo

Ralph Gray