Primera serie de esculturas de Malo se exhiben en Tequila

La exposición se inaugura en el MUNAT con sólo tres obras a la venta, dado que los coleccionistas compraron las novedades antes de que salieran de bodega.
El Sabio, de José Luis Malo
El Sabio, de José Luis Malo (Cortesía)

Guadalajara

Las tentaciones que desnudan es el título que José Luis Malo dio a una colección inédita, ya que se trata de la primera exposición de esculturas que realiza el tapatío, de las cuales antes de abandonar su taller ya tenían dueño. Son piezas realizadas desde el 2013 e incluye algunas recientes de este año, la exposición es una de las velitas del pastel del quince aniversario del Museo Nacional del Tequila (MUNAT) que acoge la exhibición.

Según el texto de sala escrito por Karla Cárcamo Pérez, Malo es de los creadores que mejor prueba que sí hay profetas en su propia tierra. Con disciplina aprendió a pulir y escuchar al genio interno, al maestro de la representación de la condición humana en sus diversos contextos, en el cual se convirtió. Y agrega que no se la muestra, que integra piezas con títulos que hacen juegos de palabras como la Jefesilla, la Residencialisilla y la Dedocratisilla, no se trata propiamente de política ni crítica.

La serie comprende nueve esculturas, de esas, más de cinco son hechas en bronce en el proceso de moldeo a la cera perdida, además de una pieza tallada en madera y nueve óleos de gran formato con la temática cuya temática dan nombre a la colección y que recurren a los temas insistentes en la creación de Malo. Al respecto comenta que “es como una crítica al ser humano en sí mismo, hablando de las tentaciones y pasiones, propiamente al borde de los pecados capitales. Estamos hablando de la gula, la soberbia, la pereza, etc”.

Afirma que son obras inéditas que le pertenecen a los coleccionistas y cuya curaduría corrió por cuenta de Paco Barreda, asegura además que ha presentado esculturas en colectivas “pero como exposición propiamente de escultura es la primera vez”, que en esta ocasión reúnen nueve de mediano y gran formato. “Es una coleccioncita que he ido armando poco a poco porque la escultura requiere su tiempo y su inversión, entonces las he ido juntando. En este momento se dio la oportunidad de exponerlas en el MUNAT”, expresó el artesano y artista.

Al final dice que el cometido es comunicar a través de la pieza, y que tanto la gratificación como el éxito consiste en “el poder con la disciplina que uno trabaja todos los días hasta llegar a una exposición en un museo, lo más importante es el resultado en cuanto a la opinión de la gente de la obra”.

La obra de José Luis Malo se inaugura el Sabado 1 de agosto a las 12:00  horas en el MUNAT, ubicado en la calle Ramón Corona 34, en Tequila, Jalisco.